martes, 13 de septiembre de 2011

El camino plateado...


Una explosión de luz, que salia del camino del bosque alerto a Aurora, salio corriendo y dejo sus muñecas con las que jugaba tranquila en el patio de su casa.No paro de correr hasta que no llego al lugar.Se detuvo de golpe, algo extraño estaba pasando, el camino estaba lleno de luz de color plateado, pisaba con cuidado, era algo nuevo, y no sabia muy bien que estaba pasando.Se oían murmullos, pero a veces cerca y otras veces lejos.Se paro en la explanada donde los caminos se separaban.Solo uno tenia ese color y brillo, y por supuesto, nuestra valiente amiga, tomo el camino de la luz plateada.Seguía escuchando susurros, como si la estuvieran siguiendo, cada vez que se paraba, el silencio se imponía.

Solo era el camino el que emitía esos brillos, no podía ver mas allá, porque la luz era muy fuerte y no la dejaban ver bien lo que había del otro lado.De repente, un elfo se asomo, por donde Aurora iba pasando,¡¡cuidadoooooo!!,la niña se asusto, y se paro en seco.Vio pasar al elfo tan rápido que a penas pudo decir nada mas ¿que....?, y se esfumo.
Aurora decidió ir un poco mas deprisa, haber si conseguía llegar al final, antes de llegar a un gran árbol, que había al final del camino, otro elfo se le cruzo delante, pero esta vez se detuvo,¿Tu eres Aurora verdad?.
Si ,contesto la niña,¿Como lo sabes?.
¡¡Date prisa, date prisa, debes ayudarnos, por favor!!
Bueno esta bien, pero debes decirme que es lo que pasa,¡ con tanto revuelo, no me entero de nada!, contesto Aurora.
Mira,¡¡ se nos ha caído el caldero mágico del manantial plateado, y se perderá toda la magia sino lo recuperamos pronto!!, explico nervioso el elfo.

Bueno esta bien, ¿donde esta el caldero?,
aquí,¡ ven conmigo!, grito el elfo.
Salieron del camino de destellos y corrieron a través del bosque hasta llegar adonde estaba,era muy grande, había un montón de elfos corriendo de un lugar a otro.El caldero se había caído hacia un lado, y los elfos no eran capaces de hacerlo volver a su sitio.
Aurora, lo cogió con sus dos manos, y lo coloco en la posición que debía estar.Dejo de salir aquel liquido plateado, y el camino poco a poco volvió a coger su color.
¡¡Se perdió mucha magia!!, debemos llamar al hada del manantial!!, Al poco tiempo, un carrito, llegaba a través del camino, lo arrastraba un pequeño dragón, y junto a el, venia el hada del manantial, traían la magia que se había caído por el camino, metida en un caldero plateado, y brillaba como el.

Después de explicarle al hada, lo que había pasado, y contarle que nuestra amiga Aurora había sido su salvadora, sonrieron tranquilos.Mas tarde, el hada, felicito a Aurora, le dio las gracias por su magnifica ayuda, y le entrego la medalla del manantial, una preciosa piedra de color azul, y llena de magia.

Llego a casa, muy cansada la aventura de hoy la había agotado. Ceno, subió a su cuarto, guardo en su cofre de los secretos su medalla azul, y en cuanto se acostó se quedo profundamente dormida.
¿Una gran hazaña la de Aurora en el cuento de hoy,verdad?.

La magia, esta en el corazón, si como Aurora, tienes el corazón lleno de magia, seras feliz.
¿Te gusto el cuento?. Déjame tu comentario, gracias por estar aquí.Un besito de hadas...

1 comentario:

gabriel dijo...

La magia esta dentro de nuestros corazones, solo hay que saber encontrarla y los sueños se haran realidad.
Gracias Hada de la luna por tu cuento!