viernes, 21 de octubre de 2011

Sirenas contra piratas...


Aquella mañana, el equipo mágico, tenia una misión bien importante.¡Salvar a las sirenas!, los piratas se querían apoderar de todas sus pertenencias, y ellas aguantaban protegiéndose con su magia.
Cuando el equipo mágico, recibió la noticia, de manos del hada del Oeste, se pusieron en marcha, a Isla Margarita.Todavía les quedaba un tramo largo para llegar a la isla, pero la embarcación iba a toda maquina.Los tres llevaban los colgantes mágicos, estaban seguros de que los necesitarían contra los piratas.Se aproximaban ya a la isla, y a lo lejos se veía un humo grisáceo, y estrellas y brillos de colores entremezclados.Eso los hizo ponerse mas nerviosos, ya que no sabían muy bien lo que se iban a encontrar.Así que pusieron el barco a toda maquina, para llegar,lo antes posible.

Un poco antes de llegar, apagaron los motores, necesitaban sorprender a los piratas, y para ello Debian entrar en la isla en silencio total.Entraron por el lado derecho de la isla, metieron en una cueva, la embarcación,Gabriel conocía muy bien la isla, y sabia donde podía dejarlo preparado para la vuelta.Salieron rápidamente del barco, y con mucho silencio, caminaron hacia el otro lado de la isla a través de la cueva.Al principio, no se oía nada, pero a medida que avanzaban, se comenzaban a escuchar, los gritos de los piratas.
Hasta que ya estaban tan encima de ellos, que los gritos eran ensordecedores.Gabriel, asomo su cabeza para poder ver que era lo que pasaba exactamente.De un lado estaban los piratas, con sus espadas y cuchillos, intentando entrar a través de la puerta del árbol mágico de la isla, y en el otro lado las hadas, que revoloteaban nerviosas y usando sus poderes, contra ellos.¡Una autentica batalla pirata!.

De pronto, el Capitán capturo a una de las hadas, apretándola con su mano, advirtió que si no les dejaban entrar a través del árbol mágico, aplastarian al hada.En ese momento, el equipo mágico, que ya se había preparado para el momento, unió sus colgantes mágicos, sorprendiendo a los piratas, y obligandolo al malvado Capitán,a soltar de una vez al hada y asustandolo al mismo tiempo.
¡Sueltala, Capitán Enrique!.Jajajajaja, rió el Capitán al ver a Gabriel,¿tu otra vez?, ¿que estas haciendo aquí?.
¡nunca entraras en el árbol mágico!le grito Gabriel.
¡Nos volvemos a ver las caras, pez de agua dulce!, contesto el Capitán.
¡Asi es!,dijo Gabriel.Las niñas que se habían colocado cada una en un extremo, estaban preparadas, para que el Capitán volviera por donde vino, pero le preparaban una sorpresa.

Contaron hasta tres, los tres juntos, y una cadena de explosiones mágicas, se sucedieron una detrás de otra.
Muertos de miedo, el Capitán y sus piratas, huyeron despavoridos,los calderos mágicos explotaban sin cesar.
Soltando cada vez mas colores mágicos.Cogió entonces Gabriel, al Capitán por su sombrero, y lo metió dentro de un barril, que Aurora había atado al barco previamente.
Los piratas pusieron rumbo al mar, dejando la isla rápidamente, llevándose al Capitán Enrique, metido en el barril.

Las hadas y el equipo mágico, reían sin parar, mientras el Capitán, vociferaba maldiciones contra ellos, prometiendo volver a verse las caras con el.
Después de que los piratas abandonasen la isla, el equipo mágico, cruzo el árbol mágico, donde les esperaba una gran fiesta de agradecimiento, por la ayuda que acababan de prestar al mundo de las sirenas, sin ellos, las sirenas se hubiesen quedado fuera del árbol mágico, y los piratas dentro haciendo de las suyas.¡Gracias equipo mágico!, ¡Nuevamente habéis recuperado la magia!.


Uff!!,menudas aventuras las del equipo mágico, ¿eh?, espero que te gusten y las disfrutes mucho.
Gracias por ser mágico.Un besito de hadas...

1 comentario:

gabriel dijo...

Capitan Enrique o Capitan Trompita...Ehhhhh!!!
Muy buenas aventuras...
Excelente!!!