jueves, 3 de noviembre de 2011

El viento ayuda al equipo Mágico...


Un viento endiablado el que corría fuera, el hada del viento, desde luego estaba bastante enfadada, solo así se explicaba ese viento tan fuerte.¿Que le pasara al hada del viento?,¿Porque esta tan enfadada?, se preguntaron el equipo mágico.En el baúl de los sueños de Aurora, estaba el colgante que le había regalado el hada del viento en su día,así que lo saco y miro a través de el, para poder averiguar que era lo que estaba pasando.El hada del viento iba y venia, sin parar de un lado a otro, estaba muy pero que muy enfadada y se veía a los duendes correr también trasladando calderos sin parar.


Entonces el equipo mágico se puso en marcha, estaba claro que necesitaban ayuda,cuando salieron por la puerta, el viento se encargo del resto.Durante toda la travesía,el equipo mágico no puso ni un solo pie en el suelo, volaban a través de las nubes, impulsados por el fuerte viento,al llegar a la casa de los duendes, cayeron sobre un gran montón de hojas secas que había cerca de la entrada.Se levantaron rápidamente, y se acercaron a la casa donde estaba ocurriendo algo increíble.¡Un dragón rojo, se había quedado atrapado en el árbol y no eran capaces de sacarlo!, y en el esfuerzo de querer salir, el pequeño dragón, quemaba con su lengua de fuego, todo lo que había en la pequeña casita.Correteaban los duendes con calderos de agua de un lado a otro apagando los pequeños incendios que se producían por el dragón, y mientras tanto el hada soplaba y soplaba utilizando su magia, para poder sacar a aquel dragón de allí, por eso había tanto viento por todas partes.

Tras varios intentos sin éxito, el equipo mágico se puso en marcha con su plan,Gabriela y Aurora se colocarían dentro de la casita, y Gabriel se colocaría en el exterior, pero había un problema, las niñas no cabían dentro de la casa con su tamaño, así que llamaron al hada del oeste, necesitaban un poco de su magia para hacerlas mas pequeñitas, y eso hicieron, una vez dentro, se subieron a dos sillas que había allí, desde fuera Gabriel esperaba a que ellas estuvieran preparadas,entonces hicieron una cuenta atrás, los de dentro empujarían al dragón hacia afuera, y Gabriel desde fuera al mismo tiempo tiraría de su cola hacia afuera.
¡Ahora!, grito Gabriel,y fue tan fuerte el empujón que el dragón y Gabriel cayeron al suelo.¡Por finnn!, dijo el hada del viento.

Todos aplaudieron, se habían librado de aquel dragón que había calcinado la mitad de la casa.Por supuesto, dio las gracias y pidió perdón por haber quemado todo, prometiendo volverlo todo a sus sitio...
Volvieron a casa, esta vez andando tranquilos, y comentando lo ocurrido, y no faltaron las risas por el episodio...

¡Nuevamente el equipo mágico ayudo en otro problema!.¡Enhorabuena equipo!...
Gracias por vuestras lecturas, ya hemos superado los mil trescientos lectores, y eso significa mucho para este equipo, por eso os quieren dar las GRACIASSSS...
Mañana mas aventuras de este gran equipo.Un saludo mágico!!

1 comentario:

gabriel dijo...

Felicidades y seguir adelante con las aventuras de el Equipo Mágico.
Excelente, el episodio de hoy, buenísimo!!