lunes, 16 de abril de 2012

El Hada Rebelde,Sarita.



En el Castillo del Hada del Oeste, hoy había una visita especial, y es que desde el mundo de las flores moradas, venia Sarita,"el hada Rebelde".Sarita era una pequeña hada regordeta y con una mirada que atraía hacia si a todos los niños, elfos y hadas del reino, y de sus alrededores.
Ella,era bastante rebelde, y fruncía el ceño,varias veces, provocando la risa de sus amigos.Porque en realidad,Sarita era un hadita muy buena,y la esperaban en el Castillo,con muchas ganas de verla, ya que el Hada del Oeste, se reía con ella muchísimo.Eran muy amigas,y muchas veces iba a merendar al castillo,tratando de aprender cosas del Hada del Oeste, que le enseñaba muchas cosas interesantes.

En esta ocasión, iban a merendar junto con los miembros del equipo mágico que ya estaba por llegar,la verdad es que todos esperaban impacientes, no solo por ver al equipo sino por comenzar a comer las riquísimas tartas que allí había preparadas, y los pastelitos que el Hada del Oeste había hecho para recibir a Sarita.
Sarita comenzaba a impacientarse, y los demás se reían por las caras que ponía.En ese momento, una pequeña hada anuncio la llegada del equipo mágico,entonces Sarita,dijo: ¡menos mal!,¡ya era hora!.
Al entrar en el comedor,Aurora y Gabriela, traían una gran sonrisa, siempre era un gran acontecimiento visitar a su Hada del Oeste.Entro Gabriel,también, que por supuesto estaba muy contento a su vez.Se acercaron a Sarita,quien al principio, frunció el ceño,como muestra de incomodidad,a lo que las niñas, no le dieron importancia, y procedieron a darle un beso en la mejilla, así lo hizo también Gabriel, que le había hecho mucha gracia aquella mueca.

Se sentaron todos en la mesa, para comenzar la merienda,Sarita  comenzó entonces a contar sus hazañas, en el bosque, y no podían parar de reír,una tras otra,iba mostrando no solo con palabras sino también con explicaciones visuales, como se había organizado para que nadie en su reino se portase mal, e incumpliese las normas que estaban establecidas, y como luchaba con los demás elfos de los alrededores, cuando no le gustaba una cosa.Una tarde sin duda, no solo agradable sino divertidisima,la que paso el equipo mágico al conocer a Sarita.La cual, al terminar aquella riquísima merienda, invito al equipo mágico, a recorrer su mundo mágico de su mano, y a solicitar su ayuda en los momentos en los que las dificultades fuesen mas peligrosas, hecho que sin duda, fue todo un honor para ellos, y aceptaron encantados.Recibieron de la mano de Sarita una flor de color morado, por supuesto, en señal de agradecimiento,y con la intención de que si aquella flor, emitía destellos en algún momento determinado, seria la señal, para acudir en ayuda del reino de las flores moradas.

Se fueron a sus casas encantados, y felices, pues el día había sido estupendo.
Otro nuevo mundo por descubrir y al que ayudar para el equipo mágico.¡Disfrutarlo equipo,os lo merecéis!

1 comentario:

GABRIEL RIVEROS dijo...

Claro! yo también me iría encantado después de un capitulo entero merendando....Veremos que tal es el mundo de Sarita el hada rebelde!