viernes, 20 de julio de 2012

Fuego y Magia...


En la aventura anterior, el hada del Oeste,nos había dejado con la boca abierta,con la historia de Hortang.El equipo mágico, había salido hoy, hacia el Castillo,para seguir escuchando otra de las Historias que el Hada del Oeste,les tenia preparada.No estaban dispuestos a perderse ni una, además debían conocer de primera mano, como el Valle Oscuro, se había convertido en un lugar de castigo para dragones y elfos,malvados y traidores.
Al llegar al Castillo, el equipo mágico fue recibido por Dora,el Hada de las estrellas,una maravillosa hada pequeñita vestida del blanco de las estrellas y con el mismo brillo de una noche de verano.Dora ,les comunico que Debian esperar, pues el hada del Oeste estaba reunida con el "Gran elfo de las Montañas",y estaban a punto de firmar un acuerdo para que las Hadas y elfos del Reino del Oeste,pudiese viajar libremente al Reino del Norte,y así crear alianzas comunes entre los dos.

Así que Dora, los acompaño,al Gran Salón, y junto a una taza de te,zumos y pastelitos,procedieron a esperar,al Hada del Oeste.No tuvieron que esperar demasiado, aquella reunión ya se venia celebrando hacia unas horas, y cuando ellos llegaron, ya casi estaba todo mas que decidido.El Hada del Oeste, hizo su aparición en el Gran Salón,los miembros del equipo mágico, se levantaron en señal de respeto,y después de que el Hada se sentara, lo hicieron ellos.Tras un rato charlando con Gabriela y Aurora,sobre como habían pasado estos días, el Hada comenzo a contarles, el principio de la historia de hoy.
"Como sabéis-comenzo el Hada-,Hortang quedo encerrado en la mazmorra del Valle Oscuro, en aquel tiempo, y aunque en el reino se respiraba calma, era una calma muy tensa, sabíamos que aquello no terminaria allí, Hortang,era muy vengativo, y malvado, y en cualquier momento atacaría,a pesar de su encierro,debíamos estar preparados para el ataque.

Una mañana me encontraba en mi jardín, colocando los últimos tulipanes azules que quedaban por plantar,un gran estruendo se oyó a lo lejos, rápidamente una gran nube de humo y fuego, se levanto detrás de la montaña.Acudimos corriendo hacia allí, preparados para cualquier eventualidad,y  con nuestros colgantes mágicos en mano,para hacer uso de ellos si fuese necesario. El Hada del Viento,se coloco la primera, y a través de su magia,logro dispersar las nubes negras del cielo,pero cada vez eran mas densas y del cielo, caían grandes cantidades de ceniza,y rocas.¡Habia estallado el volcán de los Dioses!.Llevaba siglos sin actividad,pero aquella mañana se despertó nuevamente.Siglos atrás, se había tragado a su paso todo lo que conformaba el bosque destruyendo casas,arboles y cultivos.Una nueva amenaza sobrevolaba el reino, y debíamos actuar deprisa.Llegamos al valle y el espectáculo era dantesco,fuego y piedras, cenizas y destrucción,junto a un humo, y un olor irrespirable.La entrada a las minas estaba completamente destruida,¡no quedaba nada!.De pronto, y sin saber de donde,Hortang,sobrevolaba sobre nuestras cabezas,con mas poder si cabe que antes, se reía, sobrevolaba sobre mi cabeza,intentando agarrarme con sus grandes garras,en cada ataque mi magia lo perseguía,y lo ahuyentaba,pero yo sabia que no era suficiente, el volvía a tener mucho poder.Fuimos atacados entonces por elfos y duendes malvados al servicio del dragón,y debíamos defendernos o volverían a hacerse con el reino, y no volvería la tranquilidad.

En ese momento, la tierra se abrió,y de ella una gran lengua de fuego salio hacia el cielo, como si de un gran dragón se tratase,el humo todo lo cubría,y en medio de aquella tierra Hortang,me esperaba para luchar,gritaba enardecido,que el era el poder,y debía doblegarme a el.¡Nunca!,gritaba yo justo enfrente.Estábamos los dos solos,en medio de una gran roca y rodeados de fuego,y llegaba el momento de demostrar el amor por la magia, el poder de ella, y salvar mi reino,en el primer ataque, Hortang consiguió arrebatarme el colgante de "Lágrima de Luna",y destruirlo totalmente,en sus vuelos hacia mi,decía:
"solo te quedan dos",mis fuerzas estaban bastante debilitadas,pero mi mente decía que debía seguir sin caer,Cogí el "colgante de Hielo",y en una de las tantas veces que Hortang pasaba cerca de mi,el poder mágico del hielo, llego a sus patas, que quedaron,inmóviles y no le permitían volar,fue entonces,cuando sin detenerme, saque el Gran Colgante de la Sabiduría",solo aquella oportunidad tenia para terminar definitivamente con Hortang,comencé a dar vueltas a los colgantes en mi mano, hasta conseguir que se unieran los dos en un solo poder.Mientras tanto, el malvado dragón,trataba de ponerse en pie, para volver a contraatacar,no le dio tiempo, el poder de mi magia, lo derroto finalmente con un gran destello, que lo envió hacia el fondo de aquel gran agujero de fuego,sin que pudiera volver a salir de el.

Las caras del equipo mágico lo decían todo, la incertidumbre, el nerviosismo, y la expectación, reinaban en sus rostros.Tanto,que el Hada del Oeste,los tuvo que despertar de su sueño,riéndose junto a Dora, que también los estaba mirando...
Trabajamos duro,durante muchos días,contaba el Hada,para poder volver el Valle Oscuro a la normalidad,pero poco a poco,volvía a ser como antes,las minas se abrieron,las plantas crecían,y el agua del Manantial del Arco Iris,volvía a brillar con sus colores de siempre.

Pero...¿Y Hortang?,nuevamente el equipo mágico,se quedaba a las puertas de terminar de conocer la historia, y es que al Hada del Oeste,le encanta el Misterio...

1 comentario:

Gabriel Riveros dijo...

bueno hace mucho que no aparecía un dragón como la gente... Volverá a hacer de las suyas mientras no lo encierren definitivamente!
Excelente historia...