sábado, 18 de agosto de 2012

El Juego del Camuflaje en el Valle Camaleón.


¿Camuflarnos?,exclamo Gabriela,cuando Mirtel les pregunto, desde luego sonaba divertido.El Equipo Mágico, estaba en el Castillo del Hada,porque habían quedado en el día de hoy para ir juntos al Valle Camaleón.Un valle con enormes montañas, y vegetacion, donde había un montón de especies animales, pero desde luego y como su nombre indicaba, había muchos camaleones...¿Que no sabéis que son los camaleones?,pues os explico.Los camaleones son reptiles,y tienen una característica muy peculiar, y es que son capaces de camuflarse,en el lugar donde estén y confundirnos y confundir a sus depredadores evitando así que puedan ser atacados.Además os contare, que en sus ojos tienen una peculiaridad y es que son capaces de mover uno independiente del otro.Así que imaginaros, aquella aventura para el Equipo Mágico,que nunca habían visto ninguno de cerca, veremos a ver si son capaces de verlos entre tanta vegetacion.
Debian trasladarse a África,allí estaba el Valle Camaleón, y para ello, utilizaron la magia,en el Gran Salón del Castillo,el Hada del Oeste,abrió una puerta de luz, por donde se metieron todos.Del otro lado, un calor terrible,por algo estaban en África,pero a medida que iban caminando, el frescor del Valle se iba sintiendo mas y mas.

Llegaron a una explanada enorme, y ante sus ojos, el gran Valle Camaleón,el Equipo Mágico, estaba maravillado ante su belleza, verdes intensos, rojos, azules y amarillos, de sus flores y vegetacion, los dejo sin palabras.
Debian bajar, y desde allí desde luego, no podían,así que debian utilizar la magia nuevamente,y así lo hicieron,en la entrada,el fresco era realmente muy agradable,el cambio de temperatura era bastante grande, y se sintieron mejor.En ese momento, una pequeña hada verde, llego al encuentro de la expedición, y sin duda,hicieron su saludo habitual.El Hada del Oeste nos la presento como Mirtel el Hada de las transformaciones.Después de los saludos y demás, fueron dirigidos al Castillo de aquel valle.Mirtel les tenia preparado un recibimiento,al llegar, en la entrada, dos pequeños camaleones los recibieron.Las niñas un poco asustadas, se escondieron detrás de Gabriel, quien les echo las manos por encima de los hombros,en señal de protección.
Mirtel entonces les explico que no debian temer nada,Rufus, y Cleo, los guardianes de la puerta.Las niñas entonces un poco mas confiadas,se acercaron,con las risas de las hadas entremezcladas, y es que sus caras reflejaban la preocupación y el temor.Gabriela y Aurora,lentamente se acercaron a Rufus y Cleo,mientras los camaleones las miraban como si nada.Un paso mas, y los tenían encima,entonces Gabriela dio un salto,y cayó al suelo, y es que Cleo, había sacado su elástica y larga lengua para comerse una mosca que pasaba en aquel momento por allí.Las hadas entonces y Gabriel, soltaron una gran carcajada,que no sentó demasiado bien a Gabriela,pero que no pudieron evitar por dicha situación.
Pasaron al Castillo,mientras las niñas mantenían sus miradas puestas en los dos camaleones.Al entrar, el lugar precioso y mas fresquito si cabe.Era un jardín enorme, con una gran variedad de plantas y flores, y en el centro un lago artificial con peces de colores.Una autentica preciosidad de lugar donde la naturaleza era mágica.

Unas galletitas y un zumo de moras,mientras charlaban animadamente, sobre todo las hadas, ya que hacia mucho mucho tiempo que no se veían, el Equipo Mágico estaba completamente maravillado con el lugar,y las niñas se sentaron cerca del lago para poder ver mas de cerca los peces de colores.
Al rato,Mirtel les propuso a las niñas un juego,¿Quereis jugar al juego del Camuflaje?...Las niñas se miraron, no entendían mucho, pero igualmente se interesaron con un si rotundo.Para este juego se  necesita concentración,magia, y habilidad.Sin esas tres cosas no se puede jugar,pues bien,quiero saber quien de vosotros se puede camuflar como mis camaleones entre la vegetacion de mi castillo, y  cuanto tiempo tardaremos en encontrarlo,¿Que os parece?...
El Equipo Mágico se miraron uno a otro, no sabían como podrían hacer para desaparecer entre las plantas y  no ser vistos.Entonces Mirtel les ofreció un poco mas de zumo de moras, lo que no sabían es que esta vez tenían semillas de piel de camaleón, y por ello pasar todo lo desapercibidos que deseaban.
¡Comenzamos!,que cada uno elija un sitio y vaya caminando hacia el.Nosotras iremos a buscarlo,el Equipo Mágico se puso en pie,y comenzaron a andar a un lugar diferente cada uno y no se habían dado cuenta pero mientras caminaban, iban confundiéndose con la vegetación de los diferentes caminos escogidos, hasta desaparecer a la vista de las hadas.

Mirtel y el Hada del Oeste,comenzaron a buscar de uno y otro lado de todos los lugares que tenían a la vista,pero no encontraron nada de nada.Mientras tanto, Gabriela se reía, ¡Habian pasado por su lado, y no se habían dado ni cuenta!,jajaja.
Lo mismo paso con Gabriel y con Aurora,pero con esta ultima, fue un poco mas fácil, ya que el Hada del Oeste se la llevo por delante de un empujón al querer pasar a través de unas ramas y tras gritar del susto, su apariencia volvió a ser normal.Con lo cual, ella fue a la primera que encontraron.Había que buscar al resto, así que Aurora también se había unido a la expedición de búsqueda de los camaleones del Equipo Mágico.La búsqueda estaba resultando bastante complicada ya que estaban muy bien integrados en la naturaleza del lugar.

Desde luego les estaba costando bastante.Después de un rato, Aurora se detuvo,enfrente de un gran árbol del camino, y mirando fijamente al tronco, se dio cuenta que quien estaba apoyado en el, como si fuese un trozo mas de su madera, era Gabriel,que al verse descubierto opto por volver a su estado normal, y terminar así con su búsqueda,Aurora gritaba,¡lo encontré, lo encontré!,jajajaja.¡Muy bien,!,dijo Mirtel.
Pero faltaba Gabriela, ya había pasado mucho tiempo,y no había manera de dar con ella,la verdad es que estaba demasiado bien camuflada por lo que parecía.De un lado a otro, y ahora con un miembro mas agregado a la búsqueda,se comenzaban a impacientar,lo mas gracioso de todo esto, es que Gabriela los veía pasar de un lado a otro sin que la descubrieran,y se reía muchisimo.¡Alto!,dijo entonces Mirtel.Todos se detuvieron,extrañados, ¿sera que se la llevaron Rufus y Cleo a su guarida?,¡ellos la pueden ver!,aparecerán en cualquier momento.Dicho esto y sobre el seto gigante que tenia el lago, salto de repente Gabriela, con cara de asustada.Los demás rieron sin parar,Mirtel utilizo esta estrategia,para poder así terminar el juego,que estaba segura de que si no hubiese utilizado ese truco, estarían horas y horas buscando a Gabriela.

Después de un rato todos reían,recordando el juego, y los sustos recibidos. Se despidieron de Mirtel,encantados de haberla conocido,antes de irse, Mirtel les regalo, la medalla del Valle Camaleón en señal de protección y agradecimiento por su visita y amabilidad pero sobre todo, por su habilidad en el juego del Camuflaje.De vuelta a casa,y después de despedirse un día mas del Hada del Oeste,las niñas se quedaron dormidas,había sido un día estupendo, con nuevas emociones y aventuras que estaban deseando volver a repetir...

1 comentario:

Gabriel Riveros dijo...

Excelente historia y muy imaginativa, felicitaciones.