domingo, 23 de marzo de 2014

De Visita a la Fuente del Cristal de Colores...

¿Habeis visto alguna vez una fuente en la que el agua sale de colores?...,la verdad yo tampoco, pero nuestro Equipo Mágico como ya sabéis,tiene ciertos privilegios que nosotros no tenemos, y es que tienen el poder de la magia de Hadas y Duendes,y ellos si han tenido la oportunidad de poder asistir a ese verdadero espectáculo. Os lo voy a contar.
Acababa de comenzar la Primavera, esa estación en las que arboles,campos y bosques, cambian de color, y se convierten en un arco iris natural de lo mas bonito.
Aurora y Gabriela,estaban encantadas,ya que podían utilizar todas esas flores, para poder hacer unos collares maravillosos,que después regalaban a sus familiares,regados con polvo mágico de hada y que sin duda,hacían que las personas a quien se lo entregaban fuesen mas felices, y que no dejasen de sonreír en ningún momento.
A Gabriela le encanta el olor del campo, esa mezcla de olores de las flores, que cada mañana al amanecer y al abrir su ventana, aspiraba como si quisiera acapararlo todo.
Pues bien, esa mañana de domingo,muy muy temprano,tan temprano que la noche todavía caía sobre la montaña,los miembros del Equipo Mágico,salieron de sus casas mas ilusionados que nunca,ya que el Hada del Oeste,les había hecho una invitación especial, algo que ellos no podían imaginar, porque si bien sabían que todas las sorpresas que hasta ahora el Hada del Oeste les había dado eran maravillosas,esta tenían la sensación de que era mas especial si cabe.

Se pusieron en marcha hacia el Castillo del Hada del Oeste,cogieron el atajo del bosque, que aunque estaba todavía muy oscuro, los pequeños focos de las casitas de los arboles de los elfos los guiarían sin mayor problema. Mientras tanto, hablaban entre ellos de cual seria esta vez la sorpresa, o la misión a la que se enfrentarían. Las niñas iban tan entusiasmadas,que no se dieron ni cuenta que reían y hablaban en un tono de voz demasiado alto,y aunque Gabriel, en dos ocasiones les había dicho que bajasen la voz, la ilusión de las niñas era mas fuerte y no se habían dado cuenta de que volvían de nuevo a alzar la voz,asi que sin esperarlo, una pequeña ventana en el hueco de un árbol, se abrió a su paso, y un pequeño elfo con cara de enfadado les dijo:
¡Es que no tenéis otro lugar donde ir a gritar?. ¡Asi no se puede dormirrrrr!
Las niñas se callaron de repente, no solo por lo que el elfo les había dicho, sino por el susto que se llevaron, en esta ocasión era Gabriel el que reía , viendo las caras de sorpresa de las dos niñas.
Tras pedir disculpas por el comportamiento, las niñas hicieron su camino, hablando entre susurros, para no molestar a nadie mas.
Habían llegado ya al Castillo del Hada del Oeste, y el sol ya comenzaba a salir,tras cruzar el largo pasillo del Castillo, se dirigieron al comedor donde ya les estaba esperando el Hada del Oeste.
¡Buenos días Gran Hada!- Dijeron al entrar.
¡ Buenos días a los tres!, ¿Ha ido bien la travesía por el bosque mágico?,pregunto el Hada que ya le habían informado del percance con el pequeño elfo.
Jajajajajaja, reia el Hada ,¿Creo que al sueño de Jorge no le ha ido tan bien no?,jajajajaja,volvió a reír el Hada.

Las niñas se miraron y le contaron al hada que era tanta la alegría por llegar que no se dieron cuenta de la hora que era y que todavía los elfos descansaban. Algo que el Hada entendió,y no hizo mas que volver a reír,viendo las caras de las niñas.
Después del desayuno al que habían sido invitados por el Hada del Oeste en su Castillo, llego la hora de ir a ese lugar mágico que tanto ansiaban ver.
A lomos de Arnold,el Dragón Azul,viajaron primero por encima de las montañas,el sol ya inundaba sus caras de felicidad,los tres estaban ansiosos por llegar. Arnold comenzo a descender lentamente a través de un Arco iris enorme, que si bien era tan grande que se veía de forma muy clara, los tres miembros del Equipo Mágico, no se explicaron de donde salio tan de repente.
Bajaron por el, detrás de Manfred ,el Dragón Rojo, encargado de llevar al Hada del Oeste y protegerla.
Llegaron a una explanada llena de Hadas de colores,que ya los esperaban, era una mezcla de luces de colores y magia que al Bajar del Dragón, inundo totalmente a nuestro Equipo mágico. Las caras de los tres lo decían todo, sorpresa, admiración,¡ estaban maravillados!. Todo tenia el color del Arco Iris, que ayudado por el sol, los colores era de una intensidad que a veces molestaba en los ojos.
¡Venid conmigo!- les dijo el Hada del Oeste.

Y tras un pasillo, de hadas de colores revoloteando de aquí para allá, llegaron a un lugar indescriptible,un lugar donde se convencieron de que la Magia de las Hadas es tan verdadera como maravillosa.
La Fuente del Cristal de Colores, una gran piedra de cristal enorme,que brillaba con todos los colores inimaginables,los pasos hacia aquella fuente de nuestro equipo Mágico era como si los tres flotasen en el aire, la Magia los inundo tanto, que solo podían admirar aquella gran piedra de cristal, de la que salían chorros de agua ¡de coloressss!. Todos los miraban, porque era tanta la admiración que sus caras reflejaban, que las hadas no podían por menos que permitirles disfrutar de todas aquellas sensaciones.
Gabriela,la mas atrevida, fue la primera en asomar su pequeño dedo a aquella agua de colores,con mucho cuidado, deslizo su dedito por encima del agua,y pudo comprobar que era agua normal pero de colores.
Entonces el Hada del Oeste comenzó una especie de ritual diciendo unas palabras,mientras levantaba sus manos cogiendo el agua de la fuente:
" Grandes y Sabios Elfos de la Naturaleza, dejadnos contemplar esta belleza por los siglos venideros,cuidad de que nunca esta sabia agua se pierda en los confines de la maldad,no permitáis que nadie ponga su mano en estas aguas para maldecirla,prometemos y juramos que todos los presentes aquí hoy,cuidaran y velaran vuestro descanso y vuestra sabiduría por siempre".
"Permitidnos también que nuestros humanos aquí presentes, y que forman parte de nosotros para siempre,puedan hoy colocar sus mágicos colgantes dentro de estas aguas para que el poder del color,la magia, la sabiduría, el valor y el esfuerzo,sea para siempre con ellos, prometiendo en esta ceremonia, el cuidado de estas aguas para siempre".
¡Meted vuestros colgantes en el agua!-Les pidió el Hada.
Así lo hicieron,los tres miembros del Equipo Mágico,y una gran cascada de color se abrió entre ellos,devolviéndoles los colgantes a cada uno en sus manos.
El Hada del Oeste entonces, agradeció a los Grandes Sabios,la entrega,y la fuente volvió a su estado original, desapareciendo la gran cascada.
¡ Ahora tenéis no solo el poder sino la sabiduría de los Elfos,debéis prometer su cuidado y luchar si fuese necesario para que nada les perturbe!, ¿lo prometéis?- Dijo el Hada.
Los tres contestaron al unisono , ¡ Lo Prometemos!.


Nunca supieron como salieron de allí,pero cuando se dieron cuenta cada uno estaba en su casa. Pensaron que había sido un sueño, pero cogieron sus colgantes mágicos, y pudieron ver que el agua de colores corría por sus piedras mágicas, y entendieron entonces que lo que acababan de vivir había sido real.
Y por supuesto, también entendieron entonces, que no necesitaban saber donde se encontraba aquella maravillosa fuente,porque ya habían estado allí.
¡uf,que suerte tiene nuestro Equipo Mágico!,¿Verdad?,bueno nosotros nos conformaremos con saber que nos protegen de la maldad sabiamente.
¡Gracias Equipo Mágico y hasta la próxima aventura!.

1 comentario:

Gabriel Riveros dijo...

Cada aventura trae nuevas recompensas para este gran equipo!
Felicidades!