miércoles, 12 de agosto de 2015

La Tarjeta Mágica...

Descansando después de la tortuosa aventura vivida, en el puente de cristal, nuestro Equipo Mágico, estaba relajado en el jardín, desayunando. Comentaban la aventura ocurrida, y se sentían felices por el nuevo poder otorgado por el Hada del Oeste. Sin duda, el Equipo Mágico se lo había ganado con creces, el día transcurría tranquilo, las niñas jugaban en el jardín, y Gabriel, había ido a la ciudad a buscar unos libros a la biblioteca.



Aurora y Gabriela, decidieron irse al extremo del jardín, a la casa del árbol, para seguir jugando, al subir por las pequeñas escaleras, sobre la pequeña ventana, vieron a dos pequeñas Haditas , una de color verde muy muy brillante, y la otra de un color dorado y marrón, precioso. Allí sentadas, con sus pequeños piecitos colgados y moviéndolos, como si estuviesen en un columpio. Las niñas apuraron el paso, y en el interior, se sentaron alrededor de la mesa de madera , en unas sillas blancas que Gabriel les había hecho para aquella casita, muchos momentos pasaban allí, jugaban, leían, y pintaban además de meriendas estupendas que subían muchos días.
Las dos hadas ya estaban encima de la mesa, sentadas, se saludaron y se presentaron el Hadita verde, era Paula, el Hada de la Alegría y el Hadita marrón era Melodía, el Hada de la Música, y Gabriela, les pregunto a que se debía su inesperada visita. Las hadas venían con un encargo desde el Castillo del Hada del Oeste, el próximo mes era la Gran fiesta del Otoño de las Hadas, y sin duda, era una fecha muy importante para la comunidad de la magia y todo tenia que salir según lo previsto, Aunque todavía quedaba un mes, los preparativos se iban haciendo poco a poco, había tantas cosas que hacer, que era poco el tiempo que tenían. Por supuesto, la invitación al Equipo Mágico, era mas que sabida, pero las pequeñas hadas no solo traían aquella preciosa invitación, sino que traían también algo maravilloso que ningún miembro del Equipo Mágico se podía imaginar.

La invitación era muy pequeñita,tanto que solo el brillo de aquel papel  podía discernir lo que era.
Aurora la cogió con la punta de sus dedos, pero era tan pequeña que no pudo abrirla, Gabriela, soltó una carcajada, y la cogió con la puntas de los dedos, de repente, Gabriela, desapareció de la silla. Aurora asustada al levantarse tiro la silla, y cogió fuertemente su colgante mágico, en señal de espera.
Paula y Melodía, se reían si parar encima de la mesa. Gabriela, trataba de ser oída, desde el suelo, ¡Aqui , aquí !, ¡ Aurora estoy aquí !. Aurora miro al suelo atónita, Gabriela, se había hecho tan pequeñita que era del tamaño de aquella tarjeta, tenían unas pequeñas alitas de arco iris, aunque las batía y no podía todavía volar. Aurora se agacho y apoyo su mano en el suelo, Gabriela se subió a la mano de su amiga, que la coloco encima de la mesa al lado de Paula y Melodía.
 Entonces las hadas, asintieron con la cabeza , y les contaron a las niñas que esa era la sorpresa. Para la fiesta del Otoño, deberían asistir como hadas y duendes, y para ello, tenían un cometido hasta entonces, la orden del Hada del Oeste. Aurora y Gabriela, Debian de practicar cada día, hasta la fecha de la fiesta, batiendo sus pequeñas hadas,y Gabriel, debía aprender a hacerse pequeño como los duendes. Uno de los lugares donde se celebraba la fiesta era el Árbol de los Deseos, y sus raíces eran muy muy pequeñas para los humanos. Tras dar su recado y despedirse las pequeñas Paula y Melodía, se marcharon a contarle al Hada del Oeste, que habían entregado su recado con éxito.
Al cerrar la pequeña tarjeta, Gabriela volvió de nuevo a su estado original, quedando encima de la mesa, ocupándola por completo, a lo que las niñas, reían sin parar. Gabriel, al llegar junto al árbol, las oyó reír, y se alegro de escucharlas tan felices. Gabriela tras la rica merienda, le contó a su padre, la visita de las hadas con pelos y señales, y como no, le enseño también la pequeña tarjeta mágica, aquella cuyo poder de empequeñecer las cosas era único...

¡ A practicar Equipo Mágico !, la Fiesta del Otoño pronto llegara, y vuestra presencia es muy importante para el Reino de las Hadas y la Magia...
Seguro que mientras esperamos ese gran día, las aventuras del Equipo Mágico no se acaban.
¡ Estad bien atentos  y no os perdáis ninguna !

9 comentarios:

Gabriel Riveros dijo...

Fiesta, comida y mas fiesta... Que gran vida la de este equipo mágico!

LUA dijo...

Para cuando la próxima aventura?? Estoy impaciente. Y por favor no olvidéis esas preciosas imagenes de hadas con movimiento. De prisa, de prisa!!!!

LUA dijo...

Para cuando la próxima aventur? ? estoy impaciente. Y por favor no olvidéis esas preciosas imagenes de hadas con movimiento. De prisa, de prisa!!!!

LUA dijo...

Daos prisa en volver. Ha llovido mucho desde el 12 de Agosto.

LUA dijo...

Daos prisa en volver. Ha llovido mucho desde el 12 de Agosto.

maite fotografia dijo...

Lo primero muchas gracias por tu comentario LUA, la verdad es que tienes razón, que desde el 12 de agosto, ha llovido mucho,a veces el Hada del Oeste, esta demasiado ocupada componiendo su reino, y por eso tarda en contar la siguiente historia, pero prometo, que en breve, la tendréis, esta casi terminada. Besitossss y deseo que sigas a Este Equipo Mágico y a sus aventuras, gracias a personas como tu se mantiene vivo. Gracias.

LUA dijo...

Hola chicos hoy he vuelto a visitaros. sigo a la espera. Bessottes.

LUA dijo...

Ya sabes q sigo a la espera..... no me olvido. Bessottes.

LUA dijo...

Bueno chicos veo q os haceis de rogar....ya estamos en Navidad y seguimos esperando la próxima entrega del equipito mágico desde Agosto..... mucho tiempo no???