lunes, 10 de octubre de 2011

Gabriela, en un lío...


Cuando aquella mañana Gabriela se levanto, las sensaciones no eran buenas, le contó a su papa que no se sentía bien, y no sabia muy bien porque.Gabriel, le dio ánimos  ayudándola con unos mimos a empezar el día.
Salio a jugar al jardín, pero aquello tampoco era lo que quería hacer,se volvió adentro de casa, y subió a su cuarto.Reviso su cofre secreto, estaban todas las medallas...¡todas menos una..!
Faltaba el colgante del hada del Oeste,llamo a su papa con un grito,Gabriel, llego enseguida a la habitación, y pregunto que pasaba.Tras contarle el suceso, se puso a llorar desconsolada,¿como era posible que no estuviera allí?, sin duda era muy cuidadosa y sabia que no la había perdido.Así que se puso a buscar por toda la habitación, pero sin resultado.Su papa le daba ánimos y la ayudaba a buscar.Desesperada bajo al cajón de los juguetes, ella sabia que no la había podido dejar allí, pero igualmente miro,nada, allí tampoco estaba.
¡¡Papa, si no la encuentro perderé la magia!!.

¡Tranquila Gabriela, la vamos a encontrar!, le dijo su papa.
Se sentó, muy triste en la habitación, no había remedio, perdería su magia, porque no era responsable, y el Hada del Oeste le quitaría sus poderes.
Gabriel, entonces, se fue a su cuarto, saco de su cofre la medalla de hadas que el tenia, y descubrió que el colgante de Gabriela, estaba en un lugar oscuro del bosque, y debía ir hasta allí, para buscarla...pero..¿Como llego allí la medalla?,¿Quien se la quito de su caja?, y ¿Porque solo esa y no las demás?,¡Debian descubrirlo!.
Volvió a la habitación en donde estaba Gabriela, y le contó lo que pasaba.La niña, se puso de pie enseguida, ¡Tenia que recuperarla como fuera!.


Los dos se encaminaron al bosque, iban llenos de ilusión por recuperar el colgante del Hada del Oeste.
Se adentraron en un lugar oscuro, apenas se veía la luz del día, y a medida que se iban  adentrando en el, menos se veía.Fueron a ciegas durante un rato,y...a lo lejos, se veía una pequeña luz, que no ayudaba mucho a ver el camino pero algo es algo.

Cuando se aproximaban a la luz, la vieron allí,¡la medalla de Gabriela!,¡estaba en el suelo!.
Gabriela corrió hacia ella, y cuando bajo su mano para cogerla,¡Desaparecio!....Se oyó una risa muy malvada.
¿Sabeis quien apareció?, el malvado elfo, que tanto quería el colgante del hada, y que el Hada del Oeste había castigado recogiendo madera!.¡El se lo había robado a Gabriela!.

Entonces Gabriel, saco su medalla, el brillo azul era tan intenso, que deslumbro al elfo, y en ese momento Gabriela, le saco de la mano, su colgante.¡Ya lo tenia en su poder!.Después de eso, Gabriela, aviso de lo ocurrido al Hada del Oeste, y ella se encargo del elfo malvado,desterrándolo del lugar y haciéndolo vivir en las afueras, en la zona oscura, para siempre.
De vuelta a casa, Gabriela y su papa, habían cambiado las caras de preocupación por las de felicidad,¡Lo habían conseguido como equipo!.Gabriel cogió a su niñita en brazos, y le dio muchos besos, la quería mucho, y la ayudaría siempre.

ufff!,¡menudo susto el de hoy!,¿Verdad?,pero menos mal que esta Gabriel para ayudar,¡son un gran equipo!..

Veremos haber que pasa en los siguientes cuentos, parece que el trabajo es duro, y seguirán luchando contra todas las cosas que necesiten para que el mundo de las hadas siga siendo igual de mágico.
Gracias por tus visitas, El quipo mágico se alegra que estés aquí.Un besito de hadas.

1 comentario:

gabriel dijo...

vaya susto , pero que bueno que todo llego a un buen final!!
A ver quien se atreve con este equipo!! Muy buen cuento.