lunes, 16 de noviembre de 2020

En el Jardín de la Serenidad...

 ¡ Hola mágicos elfos y hadas!, ¿Cómo estáis?. Bienvenidos de nuevo a otra aventura con nuestro fantástico Equipo Mágico. En la aventura de hoy conoceremos un hermoso lugar, donde los olores , los colores y las sensaciones, se entremezclan para dejar soñar los sentidos. Un lugar mágico llamado el Jardín de la Serenidad, aquí los elfos y las hadas, tienen un lugar donde descansar del duro trabajo, son como unas pequeñas vacaciones para ellos. Y desde mas allá de  los confines del Reino del Hada del Oeste, llegan cada día, hadas y elfos, para disfrutar de sus aguas, sus flores y sus puestas de sol. Un camino de diferentes flores de colores, te llevan a su puerta de entrada, donde dos hadas y dos elfos, te dan la bienvenida y te explican que magia se producirá una vez cruces la puerta. Una bella puerta blanca, rodeada de rosas de colores, amarillas, rojas, blancas, rosas, azules, todo un mundo de color con un aroma único y una enredadera con unas pequeñas flores blancas que crean un bello arco. El pomo de la puerta es de cristal de colores, que brilla y emite unos destellos mágicos.

Foto sacada de Internet

 Todo invita a entrar y conocer que hay detrás, y el Equipo Mágico estaba totalmente dispuesto a conocer que maravillas escondía aquella puerta. Después de una amena charla con los guardianes de la puerta. El elfo de gorro azul, extendió sus manos hacia la puerta y con un destello de colores, se abrió. Gabriela, Gabriel y Aurora, se adentraron a aquel maravilloso rincón del Reino, que no conocían. Sus ojos y su boca reflejaban las maravillas que estaban viendo, ¡no podían abrirlos mas!. Senderos blancos y brillantes, largos, que iban a dar a un bosque de colores. y flores miles de flores, ¡ Que digo miles, millones de flores!. Gabriela comenzó a caminar por el sendero central, ese camino daba a un bello lago con un agua cristalina, y preciosos pájaros y unas flores de color violeta lo rodeaban, sobrevolaban infinidad de pequeñas hadas de todos los colores . Sus risas se escuchaban como murmullos en el aire . Había mesas preparadas con frutas y postres y alrededor de las mesas se colocaban los elfos y hadas de todos los reinos del Mundo Mágico. El Equipo Mágico disfrutaba mucho de estas celebraciones, porque les daba la oportunidad de poder conocer a miembros importantes del Consejo de las Hadas y los Duendes y eso era muy importante, porque cuantas mas personalidades conocían, mas importantes eran para toda la comunidad. Todos por supuesto, en todos los reinos, habían escuchado todas las hazañas de Gabriel, Gabriela y Aurora, pero el conocerlos en persona, era todavía mas mágico.

Foto sacada de internet

Después de un buen rato caminando y disfrutando del lugar, sonaron unas ruidosas trompetas, era un anuncio, y es que alguien muy importante iba a hacer su entrada en el lugar, solo las máximas autoridades de los reinos eran así presentadas. Se abrieron las grandes puertas de cristal y un viento helado recorrió el lugar de repente, congelando todo a su paso. Tras aquel frio helador, apareció Laila el Hada de los Glaciares y venia acompañada de tres de sus súbditos. Sus ropas eran de un blanco espectral, tanto que dañaba la visión de quien se acercaba. Sobre su cabeza, una gran corona de cristal azul, con bellísimas piedras azules, incrustadas en  témpanos de hielo y sobre su mano derecha un cetro transparente terminado por un copo de nieve enorme y también de cristal, emitía destellos azules, que eran capaces de congelar todo aquello que se proponía.

Los miembros del Equipo Mágico, se habían quedado apartados de los efectos del cetro y no estaban congelados, ya que la zona donde todo era de cristal, era donde el Hada estaba y no los alrededores.

Así que escondidos entre los arboles escuchaban las instrucciones que el Hada les comenzó a dar a aquellos tres súbditos.

- Tristán busca entre las mesas, le dijo a uno de ellos con voz enérgica.

- Emanel tu entre los invitados. le dijo al segundo.

- Y tu Reinaldo sobre el lago. ¡ Encontradlo!, grito con voz muy fuerte.

- Enseguida mi Señora, contestaron los tres, casi al mismo tiempo.

Foto sacada de Internet

Mientras , los tres elfos buscaban y buscaban, los tres miembros del Equipo Mágico, no entendían que era eso tan importante que buscaban, y debía de serlo y mucho, cuando el Hada de los Glaciares, había hecho semejante entrada en el jardín. Mientras los súbditos y el hada estaban inmersos en su búsqueda, Gabriel, Gabriela y Aurora debían de terminar con aquella situación. Las hadas y los duendes de las zonas no congeladas, estaban muertos de miedo, porque sabían que en cualquier momento ellos serian los siguientes en quedarse congelados. Las intenciones del Hada no eran buenas y todos lo sabían.

El Equipo Mágico, trato de recargar su poder mágico de sus medallas, pero la fuerza del hielo, era mucho mas poderosa y les estaba costando conseguirlo. Trataban de colocarse en una posición que sin ser descubiertos, con su poder mágico, fuesen capaces de evitar un desastre mayor y volver todo de nuevo a la normalidad. A través de gestos, Gabriel, les fue indicando a las niñas como colocarse para que sus medallas consiguieran el objetivo y acabar así con la maldad del hada.

Tenían que conseguir colocarse formando un triangulo, y Gabriela debía de adelantarse ya que era la peor posicionada, pero no lo tenia fácil, ya que para ello, debía de salir del árbol y acercarse mas al hada. Así que solo había una sola oportunidad de conseguir no terminar congelada, y por consiguiente, fuera del alcance de sus compañeros. Así que después de  ver los movimientos de sus súbditos, la única oportunidad que tenían era que el hada y sus súbditos, se acercasen lo mas posible al lago. Para ello, debían llevarlos hasta allí pero... ¿ Como conseguirlo?, al mas mínimo ruido, se darían cuenta y estarían perdidos. Así que tras Gabriel aparecieron dos duendes que hablaron con Gabriel, y tras aquellas palabras, el les hizo a las niñas como pudo unas señales, para hacerlas entender que serian ellos los que iban a distraer al hada y sus secuaces. Gabriel con su mano marco los pasos. tres... dos... uno...¡ Ahora!. Los dos duendes corrieron raudos y veloces hasta donde estaba el lago, y pudieron sorprender al hada y sus súbditos, que inmediatamente pidió que los atrapasen. Y así Gabriela se coloco en la posición correcta y sus medallones mágicos, emitieron juntos los destellos de colores, y cegaron al hada y sus duendes, y rompieron en mil pedazos su cetro de cristal, haciendo así que el Hada de los Glaciares perdiese su poder. La retuvieron hasta que todo volvió a la normalidad, y el sol volvió a brillar, y se recuperaron todos los colores del lugar y todas sus gentes, incluidas  las autoridades del reino que habían quedado atrapadas en el hielo. 

Foto sacada de Internet

Una vez que todo se recupero, el Hada del Oeste, hizo su aparición e hizo uso de su magia, dentro de una botella hasta nueva orden metió con su magia al Hada de los Glaciares y a sus tres súbditos hasta nueva orden, debían cumplir un castigo ejemplar y deberían de permanecer dentro de la botella hasta el siguiente consejo de Hadas y Duendes, que se celebraría dentro de un año, y allí se decidiría cual seria su destino.¿ Que buscaban en realidad el hada y sus súbditos?,¿ Sabe algo el Hada del Oeste que el Equipo Mágico desconoce?,¿ Porque se comporta así el Hada?... Demasiadas preguntas sin contestar y un nuevo triunfo para el Equipo Mágico, veremos mas adelante cual es ese nuevo misterio. Mientras tanto, seguid atentos a todas las nuevas aventuras del Equipo Mágico. ¡¡ Hasta muy pronto!!.



martes, 13 de octubre de 2020

El Pasadizo del Fuego...

 !Hola! ¿Cómo estáis?, aquí estamos de nuevo para traeros otra nueva aventura de nuestro fantástico Equipo Mágico, una nueva aventura que estoy segura que os encantara leer porque nuestros protagonistas siempre nos tienen en vilo hasta el final.

En la aventura de hoy, todo el Reino del Hada del Oeste, estaba engalanándose para su sexta convención de hadas. Este año seria en las tierras del reino y debía estar todo preparado para recibir a toda clase de personalidades del Mundo de la Magia, por supuesto, nuestro Equipo Mágico estaba invitado, ellos eran unos invitados especiales. Los caminos , las pequeñas setas, los troncos de los arboles, todo tenia una decoración especial, las hadas y los elfos iban y venían como locos para que todo estuviese con todo detalle, y que nada fallase en el evento. En el Castillo del Hada del Oeste también iban y venían ,telas, manteles, flores, luces, ¡era un poco caótico la verdad!. Gabriela supervisaba que todo quedase en orden dentro del Castillo y en los jardines, por expreso deseo del Hada del Oeste, Gabriel supervisaba que todos los caminos del reino, quedasen decorados y listos y Aurora se encargaba de los pasadizos de los reinos del fuego, del agua, del hielo y de la magia, para que nadie pudiese interferir en los preparativos.

Foto sacada de internet
Foto sacada de internet


Mientras Aurora estaba en el pasadizo de la magia, sucedió algo que le sorprendió de repente, y es que en el pasadizo del fuego, hubo una explosión, fue tan llamativa y fuerte, que logro verse desde el Castillo, lo que hizo que Gabriela dejase lo que estaba haciendo y saliera  corriendo hacia el camino del Cristal Candente, no solo sabia que su compañera Aurora estaba por aquellos pasadizos, sino que intuía que algo no iba bien. Después de un rato, llego donde estaba Aurora, que la recibió con cara de espanto, en el pasadizo del fuego, había habido una explosión, y todo lo que se había trabajado durante el día, había quedado hecho cenizas. Del pasadizo, salían dos elfos mas negros que el carbón, horrorizados y asustados por lo que acababan de vivir. ¡ Todo esta ardiendo!, ¡ Todo esta ardiendo! - decían mientras salían del pasadizo. Estaba claro que Gabriela y Aurora no podían adentrarse en aquel lugar sin antes ver que es lo que pasaba realmente y esperando que todo se normalizase. Así que se acercaron a los elfos, tratando primero de tranquilizarlos y de decirles que ya estaban a salvo, que nada les iba a pasar. Después de un rato de charla tranquilizadora, y viendo que el pasadizo ya se había liberado del humo negro que salía de el, decidieron entrar para saber que ocurría dentro. Iban con muchísimo cuidado, pues no sabían lo que se iban a encontrar , todo olía a quemado, todo estaba negro y hecho cenizas, la tristeza invadió a las dos niñas, que vieron como el inmenso esfuerzo de los elfos y las hadas había quedado reducido a cenizas. Pero en sus cabecitas solo había un interés, saber que era lo que había pasado y porque se había producido aquella explosión.

Foto sacada de Internet

Siguieron caminando por el camino de piedra, donde las paredes no se podían tocar por eran piedras candentes, que provenían del volcán del Reino del Fuego, donde el Hada Anjana, Hada del Reino del Fuego, vivía. A los lados, ríos de lava corrían sin cesar, impidiendo que alguien pudiera caerse rocas de protección, ya que seria pasto del calor y las llamas. Llegaron por fin al centro del pasadizo, y ¡ Cual fue su sorpresa!, ¡ No podían creer lo que estaban viendo!. ¡ Una locomotora! , ¡ Si, si, como estáis leyendo!, ¡ Había una locomotora dentro del pasadizo!. Las niñas se miraron para saber si alguna de las dos entendía algo pero sin éxito. Se acercaron mas , debían saber que hacia aquella locomotora dentro del pasadizo y quien había sido capaz de llegar hasta allí con ella, cuando ya casi estaban por llegar escucharon un ¡ Cof, cof!- que venia de su interior. Se detuvieron y Gabriela dijo: ¿ Quien esta ahí?,¿Quien eres?. Nuevamente se escucho ¡Cof, cof !, y al ver que nadie salía, Gabriela decidió ver quien era aquella persona que no dejaba de toser, Aurora iba junto a ella unos pasos mas atrás. Al llegar a la puerta de la locomotora, vieron en el interior a un dragón , era de color rojo, bueno, a trozos, porque parecía que había salido de una mina de carbón. Al verlo y sentirse descubierto , miro a las niñas con cara de apenado, casi las lagrimas se acercaban a sus ojos. Entonces con la voz entrecortada dijo: ¡ Lo lo, lo siento mucho, solo... solo quería probar la nueva locomotora del Reino!. ¡ Mi reina me va a castigar!. se lamentaba ,¡ Ella me dijo que no la tocase, pero se veía tan roja, tan brillante, tan linda, que yo....!, Las niñas se miraron, y soltaron una carcajada al unísono, las dos reían mientras el dragón todavía escondido en aquel rincón, las miraba con sorpresa por la reacción.

Foto sacada de Internet

¡ No os riais!- les dijo, ¡Este asunto es serio y no se como resolverlo!, ¿ vosotras me podíais ayudar a devolver a su sitio la locomotora y limpiarla hasta que nuevamente este reluciente, por favor?, les pregunto el Dragon con cara de circunstancias. Gabriela y Aurora se miraron, entonces Gabriela le dijo: - ¡ Te ayudaremos!, pero tu también deberás de ayudarnos. ¡ Has quemado toda la decoración para el evento de las hadas y nos quedamos sin tiempo para decorar todo el pasadizo. ¡ De acuerdo! - dijo el dragón. Y así fue como después de devolver la locomotora intacta a su lugar, por supuesto, con la ayuda de los colgantes mágicos, y volver a decorar con la ayuda del dragón, que iba y venia con los materiales necesarios, ayudando a los elfos y las hadas, todo quedo terminado y preparado para el evento. Fue una gran fiesta, todo salió según lo previsto, y los miembros del Equipo Mágico, reía y reía, contando la hazaña que había protagonizado el dragón rojo del Reino del Fuego.

Foto sacada de Internet

¡¡Bufff!!, ¡vaya aventura!, desde luego, un rato de preocupación que se convirtió en un rato de diversión, menos mal que nuestro Equipo Mágico esta siempre en alerta para que todo se resuelva sin problema. ¡ Gracias una vez mas Equipo! y... ¡ Hasta nuestra próxima aventura!. Besos



jueves, 1 de octubre de 2020

y sin poder salir.... Magia.

Una nueva situación se había producido en estos meses en el pueblo, y es que una nueva enfermedad llegaba a las vidas de sus habitantes, una enfermedad de las que se sabia poco y que ademas era muy peligrosa, por lo que las autoridades habían decidido que todos sus ciudadanos debían quedarse en casa, sin salir.
Nuestros miembros del Equipo Mágico  estaban muy preocupados, vosotros sabéis que ellos siempre están pendientes de que todo transcurra con tranquilidad y que todos disfruten. No podían salir por lo que no podían ir al bosque para ver a sus amigos del mundo mágico. El tiempo comenzaba a ser fresco ya que estaban en otoño y aunque disfrutaban del color de los árboles a través del cristal, no podían ir a disfrutar de los atardeceres que tanto les gustaba observar y fotografiar...
Despues de pasar el día, realizando diferentes actividades, los miembros del Equipo Mágico, se sentaron a leer juntos en la alfombra del salón, acompañados de Max, su gato negro y Carla su gatita blanca, sus mascotas, que siempre estaban a su lado cuando estaban en casa.

Leían libros sobre aventuras y leyendas sobre hadas y elfos, esos libros que les hacían recordar sus aventuras en el mundo mágico del Hada del Oeste. 
Muy entretenidos y absortos en sus libros no se dieron cuenta de que una de las ventanas del salón se había abierto y el viento entraba moviendo las cortinas, hasta que Gabriela, sintió como las hojas de su libro comenzaban a moverse. Fijo su vista en la ventana, sin que Aurora y Gabriel se diesen cuenta, se levantó y se acercó a la ventana para cerrarla. En ese momento un fuerte viento levantó a la niña del suelo y se la llevó sin que al resto del equipo les diese tiempo a reaccionar.
Y Gabriela volaba a través del bosque, envuelta en aquel viento ensordecedor que ni siquiera le permitía gritar, era tan fuerte que no podía ver adonde se dirigía. Y de repente, se calmó, y la niña comenzó a caer al vacío sin control, gritaba y gritaba mientras caía, sin saber dónde caería. Pero antes del golpe y llegar al suelo, alguien la sujetó evitando que se golpease contra el suelo. Era un elfo que ella no conocía, nunca lo había visto, ni tampoco el lugar donde estaba. Era un lugar sombrío con diferentes caminos que estaban iluminados por pequeñas velas y que daba la sensación de que eran largos y profundos. En el centro, había colocadas varias velas más grandes sobre un círculo y en el centro del círculo se había colocado el elfo.
- ¿Quién eres?, preguntó Gabriela, y
 ¿Porqué me has traído aquí?.
El elfo, sonreía mirándola, como si tuviera información de lo que iba a pasar. 
Sus brazos se abrieron y como si de una pantalla se tratase Gabriela comenzó a ver algo que nunca habría pensado que podría ver. Su gran amiga y reina del Reino del Oeste, aparecía amordazada y atada a su trono y a sus súbditos completamente congelados. 
-¡No, no! Gritó la niña desesperada. Entonces el elfo mostró su maléfica risa y comenzó a contar lo que había pasado y cómo ya era imposible salvar el Reino del Oeste y a su Hada y protectora, así como a sus súbditos.


" Durante la tarde de ayer, mientras el Equipo Mágico leía plácidamente en su salón, no se dio cuenta de que uno de los libros que leía, abría una puerta, una puerta secreta que concedía un poder, un poder a una de las Hadas más  temidas del mundo mágico, el Hada del Reino de las Nieves, un hada alejada por el Hada del Oeste del mundo mágico, por ser perversa y utilizar su magia para hacer el mal. Ella prometió vengarse y en el libro cuenta que una niña de alma limpia la ayudaría a llevar a cabo esa venganza una tarde de otoño.
A Gabriela le corrían las lágrimas sin cesar porque ella sabía que por su culpa todos sus amigos desaparecerían sin remedio, no sabía muy bien que hacer para poder remediar esta situación y poner en su sitio a la maléfica Hada de las Nieves. Y entonces, el elfo le dijo :
- ¿ Quieres ayudar a tus amigos y salvar su Reino?.
- ¡ Si, claro que si!, ¿ Qué debo hacer? dijo la niña desesperada.
- Bien, te lo contaré, pero... Sólo una vez te lo diré , no lo repetiré, así que escucha atentamente, recuerda que el Reino del Oeste y tus amigos está en peligro inminente y no hay vuelta atrás.
Gabriela, guardó silencio y miró fijamente al elfo. 
- Debes resolver dos enigmas, no tendrás ayuda y sólo tienes una oportunidad para resolverlo, no tendrás límite de tiempo pero recuerda que cuanto más tiempo pase más peligro corren tus amigos.
Primer enigma: Camino verde, puerta de oro, dos manuscritos uno dice Libertad el otro dice Posición, debes escoger uno, lo traerás aquí y me lo mostrarás si aciertas se abrirá el segundo. ¡ Adelante!.
Ante si Gabriela tenía tres caminos, debía decidir cual coger y recordar las palabras del elfo " Camino verde". Se acercó a ellos y comenzó a observar, todos parecían iguales, además la luz de las velas no ayudaban, observó todo lo que podía y después de un rato, vio en el suelo unas hierbas de color verde, en el camino de la izquierda, antes de cruzar, se fijó que en los otros dos caminos no había nada de color verde, después de comprobar que así era, decidió coger ese camino. Era largo y oscuro, al final una puerta, al entrar, se encontró una sala muy iluminada y en el centro un pedestal con dos pergaminos suspendidos en el aire, atados con un lazo rojo y azul, llegó el momento de escoger. O Libertad o Posición. Dudó por un momento cuál elegir pero su intuición le llevó a pensar en que el color azul del Hada de las Nieves, era el pergamino que debía coger, así que se adelantó y cogió el pergamino de Posición. Salió de la estancia y regresó junto al elfo, haciéndole entrega del pergamino. La miró y sonrió sin decirle nada. Gabriela también lo miraba esperando saber si había acertado o no y se abriría la siguiente puerta. El elfo desató el nudo que envolvía el pergamino y fue desenrollandolo mientras no le quitaba la vista de encima a la niña. Cuando terminó la puerta derecha comenzó a abrirse, lo que significaba su primer acierto.


-¡ Muy bien niña, tu primer acierto!. 
¡Veremos si consigues el segundo!. Dijo el elfo con una cara un poco menos risueña en esta ocasión.
Segundo enigma : Puerta azul, nieve en el cielo, camino de piedra, llama encendida. 
Llama azul poder de la Magia, llama roja poder de los tiempos. 
El elfo extendió su mano hacia el camino de la derecha, y Gabriela fue hacia la puerta. Se cerró tras de ella, mostrándole el camino largo y frío. Todo era azul, todo era frío y sobre su cabeza un cielo lleno de nieve. El camino era de piedra, debía caminar con cuidado, para no tropezar y caerse. Después de caminar durante un largo tiempo, llegó a un lugar donde todo estaba congelado, las flores, el agua, hasta el viento parecía no poder moverse, pero ella no sentía el frío, algo que le extrañaba, miraba sus manos y sentía calor, como si no le afectase en absoluto aquel frío aterrador. De pronto, una puerta de cristal se abrió del otro lado de la fuente, Gabriela camino hacia ella y después de mirar a su alrededor allí estaban, una llama azul, una llama roja y una llave de madera. Pensó por un momento y cogió la llave, la decisión era muy difícil, debía colocar la llave en uno de las cerraduras que había debajo de cada llama, el poder de la magia o el poder de los tiempos. Su mano estaba un poco temblorosa, estaba su mundo mágico en juego y era su decisión la que debía ser acertada para liberar el mundo mágico del Hada del Oeste. Cerró sus ojos y pensó en sus compañeros del Equipo Mágico, era como si reclamase su ayuda, y finalmente colocó la llave en la cerradura del Poder de los tiempos, la llama roja. La llama se apagó y pudo descubrir una piedra de color rojo que cogió y se la llevó al elfo que la esperaba sentado sobre un tronco con cara contrariada. 
-¡ Vaya, por fin has vuelto! - le dijo. 
-Aquí está mi decisión, te hago entrega de la piedra roja, le respondió Gabriela. 
Entonces el elfo, colocó la piedra en el centro del círculo, pero nada pasó. 
La miró y le dijo: Puedes volver... 
Una gran puerta se abrió tras Gabriela y una potente luz entró en toda la sala. Gabriela cruzó la puerta, y tras caminar cegada por aquella potente luz, aparecieron sus compañeros del Equipo Mágico, Gabriel y Aurora. Se abrazaron, y ella quería contarles todo lo que había vivido, pero Gabriel la detuvo y le contó que ellos a través de su libro habían podido ver su aventura. Tras hacerle entrega de su colgante mágico de colores, unieron sus tres poderes y llegaron a las tierras del Oeste que comenzaba a despertar de su frío letargo provocado por el hada maléfica. A su llegada al Castillo del Hada del Oeste, consiguieron liberar al Hada y pudieron unir todos sus poderes para encerrar al Hada de las Nieves por siempre jamás... ¡O eso creo!. 


¡Bufff!, menuda aventura para Gabriela, y para nuestro equipo, que no pudo ayudarla hasta el final. 
Un nuevo comienzo de aventuras después de un tiempo en el anonimato. 
Os mando un abrazo en nombre del Hada del Oeste y nuestro Equipo Mágico. Besos!!! 

sábado, 9 de marzo de 2019

Las Montañas de Hielo

Entre el mundo de la magia,y el mundo real, hay solo un paso, y el equipo mágico lo sabe muy bien.Ellos estaban seguros de que en todas sus aventuras, habia una razon de peso para vivirlas, y no era otra que proteger y ayudar a todos los seres mágicos de las Tierras del Oeste, y por supuesto a su Hada del Oeste, ella había sido quien les había concedido todos los poderes mágicos que tenían y sus colgantes, y ellos disfrutaban de su reino, todos los días.
En esta nueva aventura, el Equipo Mágico, se había puesto en camino hacia los límites del Reino,en las Montañas de Hielo, desde hacia unos dias, al agua del río de colores, que recorría el reino, le faltaba un color, el azul, y debían averiguar porqué. Llevaban consigo abrigos, gorros y bufandas, el frio alli era aterrador, el viento congelaba todo a su paso y la nieve y el hielo llenaba cada rincón .
Atravesaron el bosque de arándanos, por supuesto, comieron un poco de aquellos frutos que tanto gustaban a Gabriela,se adentraron en la gruta de cristal, y cruzaron el cordón de flores, para adentrarse en la Gruta del Invierno y llegar así a la cima de la Montaña Helada, lugar desde donde nacía el Río de Colores. Mientras cruzaban la gruta, escucharon golpes, como si alguien estuviera golpeando con un martillo, se detuvieron para escuchar.
Imagen de Internet

Se miraron, pero no sabían muy bien de donde procedía el ruido, decidieron caminar hacia el camino de la derecha, sabían que no podían perder tiempo, pero después de pensar que hacer, escogieron primero ir a ver qué ocurría y que era aquel ruido.
A medida que caminaban por el estrecho camino lleno de piedras y oscuridad, el ruido era más intenso, y de repente, el colgante mágico del Equipo Mágico, se iluminó con un color rojo intenso que los asustó, sin duda, era una alerta, un aviso de que algún peligro acechaba. volvieron a pararse, y también se detuvo el ruido, ya no se escuchaban golpes, todo se volvió silencio. Los colgantes se habían apagado y no tenían luz. De pronto,alguien había sujetado la mano de Gabriela, y la niña gritó. Gabriel y Aurora, gritaron también llamándola, pero ella no contesto. Decidieron pues unir los dos colgantes mágicos, necesitaban alguna luz, para poder saber dónde había ido Gabriela. Al encenderse los colgantes vieron que Gabriela había desaparecido , se adentraron más en el camino sin saber adónde los llevaría. Gritaban ¡ Gabriela!, ¡ Gabriela!, pero nadie respondia.
Al girar a la derecha en la cueva, entraron en una especie de salón de piedra, había antorchas encendidas, un pequeño estanque en el centro y al fondo, unas escaleras,arriba de ellas una gran piedra, que tenía algo brillante encima, ¿ Quereis saber de que color eran todas aquellas cosas que habia alli, incluida el agua?,¡ si!, ¡ Era azul!, las antorchas tenían un fuego azul encendido, el estanque tenía el azul del cielo, y sobre aquella roca, había una gran piedra azul que emite un destello cegador. Gabriel y Aurora, decidieron acercarse a ver qué era aquella piedra, pensaban que aquello tenía que ver con la falta de color azul del Río de Colores. Al acercarse, se volvieron a llevar una sorpresa, detrás de aquella piedra azul, estaba envuelta en un remolino del mismo color, atrapada Gabriela, inmóvil, como dormida.¡ Tenemos que salvarla Aurora!- Gritó Gabriel.
imagen de internet


Los dos unidos por sus manos, pusieron en marcha los poderes del Colgante del Amor, un colgante que tenía el poder de unir a las personas, volverlas más amables y el poder del Amor, para que entre todos los que tuvieran contacto con él, se quisieran para siempre. Pero cuando iban a enviar su haz de luz sobre ese remolino, apareció, Griselda, El Hada del Hielo, y con ella delante de Gabriela, no sirvió de nada. Se reia,y decia: ¿ Que pensáis hacer ahora?,¡ Ella es mi garantia para poder convertir el color azul de todos los reinos en mi poder y hacer así que todos y todo sea mío!- Y volvió a reírse.
Mientras ella reia, Gabriel y Aurora se habían colocado justo detrás de ella, al lado de Gabriela, y en ese momento, sus colgantes emitieron la luz del Amor, dando de lleno a Griselda, haciendo que cayese en el estanque, quedandose alli encerrada. Gabriela, cayó al suelo, el remolino había desaparecido, y La malvada Hada del Hielo, gritaba y gritaba ¡ Me vengare, me vengare!.
Las piedras de la cueva, comenzaron a moverse, y el sol entraba en ella, volviendo todo a la normalidad, el agua comenzó a correr de nuevo, uniéndose a los demás colores del Río de Colores. Y Junto a él, Griselda que corría río abajo gritando y maldiciendo.
imagen de internet

Al llegar al Castillo del Oeste, al Equipo Mágico les esperaba un recibimiento multitudinario, hadas, duendes, y su reina, los esperaban para agradecerles su gran esfuerzo y trabajo. Nuevamente había vencido el Amor y la Amistad, aplaudían y abrazaban, acompañándolos a la Sala del Trono, donde estaba su gran amiga el Hada del Oeste. al llegar, pudieron ver una gran jaula, donde estaba encerrada el Hada del Hielo. Cuando el Hada del Oeste les preguntó qué querían hacer con ella, los tres se miraron, y decidieron dejarla libre, con la condición que en por lo menos, 1000 años no se acercaria al Reino del Oeste ni a sus límites, y que viviría confinada en su reino de hielo. Después de liberarla y marcharse en silencio, los colgantes de nuestros amigos, volvieron a lucir un nuevo color, el rosa, que no era ni más ni menos que el poder de la meteorología, podían con él formar tormentas, lluvia . viento y que brillase el sol, y es que sin duda, quienes más se merecen todos esos maravillosos poderes mágicos son ellos, nuestro amigos del Equipo Mágico.
imagen de internet

¡ Vaya aventura ! ¿ Verdad?. No hay duda de que la magia de nuestro Equipo Mágico es única.
¡ Bravo Equipo, sois increíbles!
Esperemos nuestra próxima aventura, ese poder de la meteorología, puede traer algunas aventuras.
¡ Veremos que pasa!. Hasta entonces os mando un mágico abrazo.
Att. El Hada del Oeste.

domingo, 20 de enero de 2019

La fiesta del Amor y la Amistad

¡Bienvenidos de nuevo queridos duendes y queridas hadas a otra fantástica aventura de nuestro Equipo Mágico!.¿Como estais?, desde aqui os envio un beso mágico con mucho cariño.Estamos en invierno de este lado del mundo, y como ya sabéis, es tiempo de abrigos, bufandas, gorros y guantes,pero eso no nos impide poder entrar en nuestro mágico mundo de duendes y hadas, allí siempre luce el sol, se ve el arco iris y hay todo un mundo lleno de magia y color. Y  desde ese mágico mundo  nos llega la nueva aventura de nuestros amigos ,nuestro querido Equipo Mágico
Hoy, en el Reino del Hada del Oeste,había una celebración, era el dia del Amor y la Amistad, y hadas y duendes, habían estado preparando muy bien esa fiesta muy querida por todos, ya que todos se unen mostrando Amistad y Amor hacia los demás y comparten regalos y dulces. Todo estaba preparado, grandes mesas llenas de caramelos, tartas, pastel de zanahoria, tartas de chocolate y frutos del bosque, y zumos que los duendes elaboraban sabiamente  con los frutos que recogían durante toda la semana anterior a la celebración en todos los rincones del bosque.
(Imagen sacada de la Red)
Cada mesa tenía dos duendes cuidadores,intentando que nadie tocase ningún elemento, siempre habia algun ¡Pequeño duendecillo,que se llevaba algo extra!. ¡ Todo listo Majestad!- dijo Igor, el duende encargado de los preparativos.

¡ Estupendo,podemos comenzar ya con la fiesta!- contestó el Hada del Oeste.
Se dirigió al balcón del salón principal del Castillo, para  decir unas palabras y dar comienzo a la celebración.
Queridas hadas y queridos duendes, estoy feliz de que un año más podamos celebrar juntos este gran día, donde los duendes y las hadas, olvidan viejas rencillas y se abrazan en armonía y paz.El dia del Amor y la Amistad,es un referente en todos los rincones de nuestro reino, y más allá de las altas montañas, hagamos que este dia como siempre sea especial para todos. ¡ Os deseo de corazón que tengáis un bonito dia del Amor y la Amistad!, ¡ Queda entonces inaugurado este bello dia!,¡ Todos a disfrutar!, y así es como dio comienzo este maravilloso dia para compartir entre todos.
Los duendes y las hadas reían felices,iban y venían y compartían junto al Hada del Oeste,regalos, y dulces.
Resultado de imagen de hadas y duendes infantiles
(Imagen sacada de la Red)
Pero... os estaréis preguntando dónde están nuestros chicos del Equipo Mágico ¿ Verdad?. Gabriel, Aurora y Gabriela, habían salido de camino para la celebracion del dia del Amor y la Amistad, por supuesto, y como no podía ser de otra manera, los tres iban con sus respectivos colgantes Arco Iris, regalo del Hada del Oeste por su valentía y ayuda al Reino del Oeste.
Cruzaron el sendero de su casa hacia el bosque, cruzaron el puente de los deseos, se adentraron en el camino de las piedras de colores, y ya casi estaban por llegar a las puertas del Castillo.
Al llegar allí, un pequeño duende azul, llamado Lutin, les llamo la atencion y les hizo acompañarlo.
Se adentraron en la Caverna de las rocas mágicas, dentro de aquella caverna en su interior, había un gran estanque de agua cristalina,y en el fondo, se podía ver que estaba pasando en el Reino.
Lutin, hizo un gesto con la mano, para que Gabriela se acercase a ver qué era lo que ocurría. Durante un rato la niña estuvo en silencio, solo observaba dentro de aquella gran bola mágica, su colgante Arco Iris, se encendía y apagaba continuamente. Gabriel y Aurora se miraban, preparándose para lo que pudiese ocurrir ,Gabriela se levanto repentinamente, y su colgante emitió un brillo que cegó a los que estaban allí, y se apago. Los tres se miraron,y al buscar a Lutin para su sorpresa, ¡había desaparecido! , - ¿Donde esta Lutin?- preguntó Gabriela, de repente, ¡ Había desaparecido!,no había ni rastro de él. Lo llamaron una y otra vez desde cada una de las entradas de la Caverna, sin resultado. Un estruendo se escuchó entonces proveniente del agua, y comenzó a subir de nivel.
Imagen relacionada
( Imagen sacada de la Red)
- ¡ Rápido!- Dijo Gabriela, ¡ Está a punto de inundarse todo, lo acabo de ver!. Los tres se pusieron en marcha, Gabriela iba la primera, mientras corría, iba diciéndoles a sus compañeros, que debían llegar al manantial de las rosas mágicas, alguien había destruido el muro y el agua bajaba sin control, el estruendo del agua era cada vez más cercano, y comenzaba a agrietar las piedras de la cueva, colándose ya el agua por algunos huecos. ¡ Vamos rápido, o no llegaremos a tiempo!- gritó Gabriela. Los colgantes Arco Iris, estaban luciendo cada vez más fuertes y es que cuando hay un peligro inminente su luz emite un destello especial, al llegar al manantial el espectaculo era horrible, las piedras del muro habían cedido por completo , y el agua había inundado ya todo el exterior destruyendo todas las rosas y el jardín que rodeaba al manantial, lo primero que debía hacer el Equipo Mágico era parar el torrente de agua para que no siguiera inundando el Reino . Era difícil cruzar del otro lado, pero Gabriel , que era el más grande, salto bien alto, y pudo agarrarse de uno de los árboles que todavía no se había llevado la corriente, Aurora se colocó en el extremo izquierdo de la salida de la caverna, y Gabriela en el derecho, cerraron los ojos y al decir ¡ Ahora!, los destellos de colores de sus colgantes Arco Iris, se unieron formando uno, las piedras del muro, se fueron colocando en su lugar, formando de nuevo el muro de protección y evitando así que el agua siguiera su camino de destrucción. Lograron pararlo, pero todo estaba arruinado, el agua lo había arrastrado todo y la armonía del Manantial de las rosas  mágicas había desaparecido. Nuevamente, gracias a sus colgantes pudieron poco a poco restablecer todo a la normalidad y el manantial volvía a lucir sus bellos rincones otra vez. Fueron así utilizando sus mágicos colgantes de colores, y volver a recuperar cada rincón devastado por el agua hasta casi llegar a las puertas del Castillo. A estas alturas, el Hada del Oeste, ya estaba esperándolos para agradecerles como siempre su gran ayuda para salvar su Reino.
- ¡Bienvenidos de nuevo Equipo Mágico!- les dijo el Hada del Oeste al llegar , se lo que acabáis de hacer por nuestro Reino, una gran labor y ayuda que no puedo dejar pasar sin agradeceros y sin que nuevamente tengáis vuestra recompensa, por tan bello corazón. No solamente, debéis descansar y reponer fuerzas en nuestra gran fiesta, que gracias a vosotros puede celebrarse con alegría, sino que os hago entrega de algo muy especial!. Delante de todos los que allí estaban,el Hada del Oeste levantó su gran cetro, un  gran tridente de colores Arco Iris, que eran los colores del Reino del Oeste,
y con la voz muy solemne dijo:
- ¡ Que la Magia con los colores de la Amistad sea entregada a nuestros protectores!, esta insignia solo es entregada a quienes entregan su corazón verdadero, y ayudan al Reino del Oeste y lo protegen!. Dicho esto, una cascada de estrellas de colores comenzaron a caer sobre el Equipo Mágico, inundando todo de Magia. Gabriel, Gabriela y Aurora, sonreian, ¡ y no era para menos!, esa insignia los hacia ¡portadores de luz de colores a todos los mundos mágicos y todas las puertas se abrirán para ellos!. Todos estaban al fin, tranquilos y felices, por fin podían celebrar su fiesta, ahh!,
¿ Queréis saber que paso con Lutin?, pues como era de esperar la maldad siempre tiene un corto recorrido, aunque en este caso, la maldad arrastró a Lutin, al pozo de la Sabiduría, y allí debería cumplir su castigo durante largo tiempo y es que el que tiene la maldad como insignia, siempre termina siendo castigado.
Resultado de imagen de castillo magico de hadas
( Imagen sacada de la Red)
¡ Bravo Equipo Mágico!, ¡ Siempre se impone el Corazón y la Magia!¡ Bravo!.
¡Deseo os haya gustado la aventura de hoy, veremos dónde nos lleva la proxima!
Un abrazo Mágico, y un besito de Arco Iris de parte de vuestra amiga el Hada del Oeste.
¡ Hasta la próxima aventura duendes y hadas!.



sábado, 1 de diciembre de 2018

Lagrimas de Cristal...

En la aventura de hoy, nuestro Equipo Mágico, se verá envuelto en un suceso muy muy extraño ¡ Atentos!.
El día comenzaba tranquilo, pequeñas nubes pintaban el cielo de rojo con la salida del sol. Gabriela, Gabriel y Aurora, estaban ya levantados y se disponían a salir al campo a recoger frutos del bosque para que por la tarde pudiesen elaborar junto con las mamas una deliciosa tarta.
Cestas, abrigos y gorros, ya que la mañana estaba fría y ¡ listos para ir de excursión !.Se adentraron en el bosque,cuando el sol acababa de salir, las niñas caminaban felices cantando y riendo mientras Gabriel disfrutaba de los grandes árboles y de la paz que siempre se respiraba en el bosque.
Llegaron al puente de piedra que cruzaba el río, y del otro lado, sentado en él, estaba Nicolás, era un pequeño elfo que vivía en el Castillo del Hada del Oeste. Con su gorro en la mano y sollozando, ni cuenta se había dado que el Equipo Magico estaba llegando donde él estaba. Gabriela, al darse cuenta de que Nicolás lloraba, corrió hacia el y le preguntó que ocurría. Mirando al suelo, los tres se dieron cuenta de que había pequeños cristales justo debajo de Nicolás, al mirarlo, Gabriela se dio cuenta de que sus lágrimas al caer se convertian en cristal.
Los tres miembros del Equipo Mágico se miraron y volvieron a preguntar qué estaba pasando y porque su llanto se conviertia en  cristal.

Entonces Nicolás les contó:
- Esta noche, ¡habían asaltado el Castillo del Hada del Oeste!, y a todos los que salieron a defenderlo les envolvió una niebla fría, casi congelada, que hizo que todos se pusieran a llorar convirtiendo sus lagrimas en cristal.
Todo el suelo de  alrededor del castillo se volvió de cristal, y los pequeños duendes no podían dejar de llorar.
Lo peor de todo prosiguió contando Nicolás es que.... que...
-¡ Queeeee!, gritaron los miembros del Equipo Mágico casi al unísono.
-¡Lo peor de todo es que se han llevado al Hada del Oeste!.
¿ Como?,¿Adonde se la han llevado?, le preguntó Gabriela.
- No lo se, dijo Nicolás.
Gabriela, Gabriel y Aurora, se colocaron en circulo y sujetando sus manos cerraron los ojos, y el colgante Arco Iris se activó.

-¡ Vamos al Castillo Nicolas, siguenos contando con detalle mientras llegamos!.
Poco tiempo después habían llegado, y todo allí era desolación, hadas y elfos lloraban y derramaban cristales y cristales sin dejar de hacerlo.
-¡ Basta!, ¡ Dejad de llorar !, grito entonces Gabriela, y ¡pongámonos en marcha para encontrar al Hada del Oeste!.
- No sabemos quien se la llevo, ni como, gritaron algunos con desesperación.
El Equipo Mágico activo de nuevo el colgante Arco Iris y con su magia, protegió al reino y al Castillo a través de una gran burbuja de colores, que servía de protección.
Se pusieron en marcha .buscando pistas, huellas, objetos que les pudiesen indicar donde se podía encontrar el Hada. ¡ Pero nada!,  de pronto, el colgante arco iris de Gabriela comenzó a brillar, justo delante de la puerta de los siete laberintos, un lugar de donde hadas y duendes habían oído hablar que quien alli entraba nunca mas salia.
Gabriela sin perder tiempo se adentro en el, seguida de Gabriel y Aurora. ¡ cuidado Gabriela, iremos juntos todo el tiempo, no nos podemos separar!, dijo Gabriel.
¡ Lo sabemos!, asintieron Gabriela y Aurora. De repente, los tres caían en un gran agujero oscuro, y caian y caian, y en el que no podian ver el final.
Pero con la protección de los tres colgantes, lograron crear un pasadizo, por el que poder caminar, y se dieron cuenta de que aquella loca caída, era solo magia. Los tres se miraron, y entendieron.
Volvieron tras sus pasos nuevamente al Castillo del Hada del Oeste. Al llegar recogieron todos y cada uno de los espejos que había en el Castillo y en las casas de hadas y duendes y los unieron uno tras otro haciendo un gran circulo en el gran patio del castillo. Después se sentaron, los elfos gritaban
¿ Es que no vais a salvar a nuestra gran hada?, ¿ Que os está pasando?, mientras ellos gritaban y lloraban, los tres miembros del Equipo Mágico esperaban sentados en un rincón a que el sol iluminase a todos los espejos del patio.Y el sol comenzó a llegar, y cada uno de los espejos comenzó a brillar, cuando ya solo una pequeña parte de ellos quedaba por iluminar, Gabriela, Gabriel y Aurora se colocaron formando un triángulo , y al iluminar el sol el último espejo, los colgantes mágicos hicieron el resto, dejando ciegos con sus destellos a hadas y elfos. Al terminar de pasar el sol y de brillar los colgantes mágicos, el Hada del Oeste, apareció sentada en su silla, rodeada de flores y hadas, como siempre. Los saludo y agradeció su visita, y por supuesto, lleno sus cestas de los ricos frutos del bosque...

Pero... ¿ Que ha pasado?, ¿ Qué significa esto?. Los tres miembros del Equipo Mágico se miraron y sonrieron,cogieron sus cestas después de despedirse de todos sus amigos, y emprendieron el camino de vuelta a sus casas.
Cruzaron el puente, y Gabriela al mirar del otro lado, volvió a ver a Nicolas, que esta vez le sonreía...¡ Vaya misterio el de hoy!, ¿ Verdaderamente ha desaparecido el Hada del Oeste?, ¿ Quien es Nicolas?, y sobre todo, ¿ Porque lloraban lagrimas de cristal?. Sin duda, demasiadas incógnitas para nuestro siguiente cuento, mientras tanto, ¡ disfrutad de la magia de los cuentos!. Un abrazo... del Hada del Oeste.

miércoles, 21 de noviembre de 2018

Tristán y el Remolino...

En aquella mañana de otoño, el viento en el campo era extremadamente fuerte, el sonido se colaba por las ventanas, como si duendes silbadores cantasen una canción, toda vi estaba comenzando a amanecer y el Equipo Mágico estaba inmersos en un profundo sueño. Gabriela y Aurora, dormían bien tapadas, con las mantas de colores verdes que les habían tejido las hadas del bosque del Lago Esmeralda. Eran cálidas y de unos verdes que iban de más intenso a menos intenso como cuando el mar refleja el azul del cielo y lo convierte en un precioso color esmeralda. El viento seguía soplando y soplando y repentinamente, un  fuerte sonido  despertó súbitamente a Gabriel, que al oirlo, sobresaltado, se levantó para ver qué ocurría.

Bajo las escaleras, y en el pequeño hall de la casa, volaban las hojas de los árboles en un gran remolino, después de conseguir cerrar la puerta, encendió la luz y dio un salto hacia atrás, pues las pequeñas hojas que hace un momento volaban sin rumbo, se movían.
- ¿ Quién hay ahí?, Preguntó Gabriel muy sorprendido.
Tras otro revoloteo de hojas, bajo ellas, había un pequeño duende y una pequeña hada púrpura. Tosían, ya que el viento los había zarandeado tanto que trataban de recuperarse de ese violento viaje.
- ¡ Hola , buenos días !, dijo el pequeño duende. Mi nombre es Dorian, y ella es...
- ¡ Yo soy Purpurina !, se adelantó la pequeña contestando, lo que hizo que el pequeño Dorian no pusiese buena cara.
- ¿ Y que haceis aquí?, Pregunto Gabriel.
- Eso quisiéramos saber dijo el hada, el viento del Norte nos ha traido hasta aqui, ¡Maldito viento!. - Debemos hablar con el Hada del Oeste Dorian, cada vez que Tristán sopla, nos envía a lugares desconocidos y lejos de nuestras casas.

- Si, es cierto, Purpurina, hay que hablar sin falta con el Hada del Oeste.
- ¿ Tu conoces al Hada del Oeste grandullón?, le preguntó Dorian a Gabriel.
- ¡ Por supuesto !, somos amigos.
- ¿ Amigos?, jajajajajaajaja, el Hada del Oeste no tiene amigos, espeto Purpurina. Es una bruja malvada y sin sentimientos.
- ¿ Como dices hada insolente?, le contestó enfadado Gabriel.
El Hada del Oeste es un hada justa y buena, y capaz de ayudar a quien se lo pida.
- jajajajajajajaja, rieron los dos, hada y duende. Debes estar hablando de otra hada, dijo Purpurina, comenzando a volar.
En ese momento, Gabriela y Aurora llegaron al Hall al oir las risas de aquellos pequeños seres, Gabriel les informo de quienes eran y de lo que opinaban de su amiga el Hada del Oeste.
Gabriela se enfurecio, no permitia que nadie hablase mal de su amiga, se fue hacia la puerta para expulsar a Dorian y Purpurina de la casa, abrió la puerta y Tristán soplo tan fuerte que dentro de su remolino se llevó a Gabriel, Gabriela, Aurora, Dorian y Purpurina....
¿ Donde habra ido a parar nuestro Equipo Mágico?, ¿ Porque Tristán se los llevó?, ¿ Llevarían los colgantes magicos consigo por si acaso ocurria algo?... No lo sabremos hasta nuestra siguiente historia.


¡ No te la puedes perder!. ¡¡Os espero en la siguiente aventura de nuestro Equipo Mágico!!
Gracias por leer y compartir nuestras aventuras, es un placer que otros niños como tu, crezcan y amplien su imaginación. Besos de vuestro Equipo Mágico y por supuesto, de mi querida Hada del Oeste.