martes, 28 de febrero de 2012

Se asoma la Primavera...


Los días son mas largos,y los brotes de los arboles y las grandes y pequeñas flores,anuncian el cambio de estación,¡¡Por fin!!,la Primavera,gritan las niñas.La verdad,es que el equipo mágico esta encantado con la llegada de esta mágica estación, porque se ven flores de colores,las hojitas de los arboles de la calle donde viven,comienzan a ser de color verde.
Y además hoy, tenían una cita con el Hada del Oeste,que sin duda,disfrutaba también con la llegada de la nueva estación.Mientras caminaban hacia el castillo del hada,Gabriela y Aurora,iban saltando de aquí para allá, como si de pequeñas abejitas se tratase,mientras que Gabriel admiraba el paisaje cada vez mas lleno de color.

En la entrada del Castillo del Hada del Oeste,había varios animalitos comiendo en un prado muy muy verde propiedad del Castillo del Hada,a ella le encantaba estar rodeada de animalillos del bosque, y de pajaros, que con sus cantos alegraban mas si cabe, el corazón del hada.
El elfo de la mañana salio a saludar al equipo, siempre había gente encantada de verles, y es que con toda su ayuda, habían hecho que todo el mundo los quisiera mucho.
Entre los arbolitos,destacaba un pequeño pajarito de plumas de colores, que a Gabriela le llamo la atención, porque cantaba y cantaba,maravillosamente.Al acercarse la niña al árbol donde estaba,este se descolgó hasta su brazo,ofreciendo su canto mas cerca.¡¡Gabriela estaba encantada!!,Pero Aurora y Gabriel,también lo estaban.

Al volver,el pajarito de nuevo a su árbol, dejo en la mano de Gabriela,una pluma de colores,la cual comenzó a brillar en cuanto la niña la toco.¡Magica pluma !,sin duda.
Las puertas del Castillo se abrieron,y por ella salio el Hada del Oeste,que venia con un maravilloso vestido de colores,y es que así era su vestuario a partir de ahora,con colores vivos y preciosos,haciendo gala de la estación que entraba en el valle.Un mágico mundo de color,que ella misma se encargaba de cuidar hasta el mas mínimo detalle, con flores por todo el Castillo,brillos y colores en sus hadas y elfos, en fin, una autentica fiesta de primavera.

Pero como siempre, alguien enturbia la alegría del valle, y ese es el elfo malvado,y esta vez había ensuciado el agua del río mágico,llenándolo de carbón,así que imaginaros,todo era negro allí,y en zonas cercanas al castillo, los peces se agolpaban para no sufrir aquella contaminación.Cuando el equipo mágico,hablo con el hada y ella les contó lo que estaba pasando,Gabriela se enfureció mucho,¡Ya estoy cansada de ese elfo!,dijo muy enfadada...¡Va a saber lo que es bueno...!.
Así que sin esperar a los demás, se adentro en el bosque donde vivía este malvado elfo,y llego a su casa la primera, mientras se iba acercando, las risas horribles de el se escuchaban cada vez mas cerca,y eso hizo enfurecer mas a Gabriela, que estaba realmente muy cansada de luchar contra este malvado.
Ni siquiera llamo a la puerta,sino que empujándola la abrió de golpe y entro en la casa del elfo,que al verla se cayó del pequeño sillón donde se reía sin parar,así que le cogió por la camisa y le arrastro sin parar ni un momento hacia el río, que acababa de ensuciar, y mientras caminaba hacia el, iba pensando cual de sus medallas usaría ,ya que recordó de pronto, que salio de casa y no llevaba ninguna encima.Pero arrastraba muy enfadada al elfo,mientras pensaba como iba a hacer.Paso por delante de Aurora y Gabriel sin pararse a explicar, y la siguieron.Cuando llegaron al río,Gabriela,lo acerco a la orilla y con los pequeños pies en el aire,le dijo que arreglase aquello tan horrible que había hecho,el elfo malvado le dijo que no podría deshacerlo jamas, y que ensuciaría todo el río sin remedio.
Entonces Gabriela mas enfadada aun, tiro al malvado elfo al río, el cual comenzó a llorar porque el carbón lo había puesto negro,negro y no lo dejaba moverse.¡Ahi te quedaras para siempre,horrible criatura!,le grito Gabriela.

¡Nooooo!,gritaba el elfo,atascado en el río.Fue entonces cuando la pluma de colores que Gabriela llevaba en su bolsillo y regalo del pájaro de colores, comenzó a iluminarse,haciendo que la niña la sacase de donde estaba.Una vez fuera, aquella maravillosa pluma, comenzó a limpiar el río de toda clase de suciedad,limpiando al elfo malvado que cubierto de colores fue recogido con su pico por el pájaro amigo de Gabriela, y llevado por el aire a la presencia del Hada del Oeste, que ya le estaba esperando para darle su merecido.Y así fue, en presencia del Hada, lo llenaron de tantos y tantos colores, de tantas flores que el elfo lloro y lloro por siempre jamas...

Después de aquel episodio, el río volvió a ser el que era,las flores y los pájaros volvieron a su lugar,y el equipo mágico pudo volver a casa feliz y contento...¡Bravo Equipo!...

1 comentario:

GABRIEL RIVEROS dijo...

Siempre es buena la llegadade la primavera un pocode calorcito despues de tanto frio. Excelente Equipo magico.