lunes, 26 de septiembre de 2011

Aurora, y Gabriela, se van de excursión.


¡¡Mochilas preparadas!!, bocadillos, zumos, un mantel, y las zapatillas de caminar en los pies.¡¡ Aurora y Gabriela, se van de excursion al bosque!!.Bueno, esta cerca el lugar, pero estan muy contentas, porque van a merendar juntas, y explorar nuevas experiencias...
Los gorros de las niñas en sus cabezas, y...
¡¡En marcha!!.
Los papas de las niñas, les advirtieron que no se alejasen demasiado, y se llevaron a Bronco , el perro de Gabriela,.
Bronco era un perro grandote, un Gran Danes, para quien no sepa como es, aqui dejamos una foto de Bronco...
¡¡Menudo perro grandote!!, estaban seguros que Bronco cuidaria de ellas muy bien, asi que estaban tranquilos.
Marcharon las niñas, felices junto a Bronco, camino del bosque.Hablaban  y reian, mientras Bronco las seguia de cerca.
Se adentraron en el bosque, lleno de hojas, de colores, cantaban las canciones aprendidas en el colegio.
El camino de dividia en un punto,y cogieron el camino de la izquierda,.Habia un carte, que indicaba el mirador de la montaña, desde alli las vistas de la ciudad eran muy bonitas, asi que para alla se fueron.
Buscaban a sus amigas las hadas, pero de momento no vieron a ninguna.
Rebuscando en los huecos de los arboles, lograron ver a un elfo saliendo de su casa, iba a recoger frutos para la comida.Era Rafael, el elfo del bosque.Lo saludaron cariñosamente, era un elfo muy bueno, y que ayudaba a todo el mundo que estuviese en apuros en el bosque.Hacia poco tiempo que acababa de ayudar a dos niños que se habian perdido, en una excursion.Logro sacarlos al claro del bosque donde estaba el camino de vuelta, sin que lograsen verle.
Como ya sabeis, se dejan ver poco, y son muy vergonzosos, asi que te ofrecen ayuda, pero sin que los veas.
Despues de un largo rato hablando con Rafael, se despidio de ellas, para proseguir con su busqueda de frutos.
Las animo a ir por el camino de las flores amarillas, les dijo que las haria llegar a un lugar muy bonito y magico que habia mas adelante.Las niñas agradecieron la informacion, y emprendieron nuevamente el camino.
Rafael se dio cuenta, que Bronco iba con ellas, y le pidio ayuda.Le pidio permiso para poder subir a su lomo, y que le llevase a recoger los frutos, tardaria menos, y volveria antes a casa.
Iba, Rafael, iba encima de Bronco, se reian las niñas, al ver que el elfo casi ni se veia encima del perro.
Bronco lo llevo hasta el lugar, recogio los frutos, y volvio a dejar en su casa al elfo.Mientras tanto descansaron un rato, esperando al perro.Cuando Bronco llego de vuelta, comenzaron nuevamente a caminar.
El elfo, les habia explicado un atajo, y lo cogieron enseguida.Unos pasos mas alla, se encontraron con los brillos de las hadas.Charlaban comodamente, en las setas del bosque.
El hada del otoño, el hada del viento, y el hada de la Naturaleza, reian, y agitaban sus alas.
Al encontrarse con las niñas, se pusieron muy contentas, al ver a Bronco, se asustaron un poco, pero enseguida el perro se tumbo en el suelo, en señal de amistad.
Se sentaron comodamente las niñas, y charlaron animadamente durante un buen rato, contando aventuras, como iban en el cole, a las hadas les interesaba mucho, que las niñas fuesen buenas estudiantes, y se preocupaban por ello.
Les contaron, que iban a merendar al mirador, y las hadas decidieron acompañarlas. Se pusieron tan contentas, que saltaban de alegria.
La tarde estaba resultando perfecta, con una compañia llena de magia, y muy bonita.
Las niñas, se adelantaron, un poco, Bronco se quedo atras, junto a las hadas.
Llegaron al lugar maravilloso que el elfo les habia descrito, un lugar antes de llegar al mirador.Abrieron los ojos, como platos,¡¡Todo estaba lleno de flores de colores!!.¡¡Que bonito!!, dijeron las niñas casi al unisono.
Mariposas de colores, sobrevolaban, sin para aquel lugar.Una preciosidad sin duda, que las niñas admiraban,  entusiasmadas.
Disfrutaron mucho de aquel lugar, las hadas tambien lo hicieron, revoloteaban junto a las mariposas, de un lado a otro, batiendo sus alas, muy contentas.Se notaba que estaban en un lugar lleno de magia, y donde a ellas les gustaba realmente estar.
Despues de un buen rato alli, decidieron seguir camino, hacia el mirador.Cuando llegaron a el, las vistas fueron todavia mas espectaculares. Tenia una barandilla de madera, y desde alli, se podia admirar el bosque y la ciudad, y el faro del puerto, junto al mar.Se detuvieron a ver mas detenidamente, y vieron sus casas,¡¡ pequeñitassss!! se veian desde alli.

Habia mesas y bancos de madera donde poder merendar, asi que habia llegado la hora de los bocadillos.Las hadas se sentaron junto a Aurora y Gabriela, estaban encantadas de merendar en aquel lugar y con aquellas vistas.Bronco tambien tuvo su merienda, el tambien tenia bocadillo, se lo comio de un bocado,¡¡jajajaja!!,¡¡Bronco necesita seis bocadillos como este!!, reia contandolo Gabriela.
LLego la hora de volver, el sol ya se iba escondiendo, y las niñas se despidieron de las hadas, con abrazos y besos, dandoles las gracias por haberlas hecho pasar una tarde preciosa.Lllegaron a casa, muy cansadas, el camino habia sido largo, les contaron a sus papas todas sus aventuras, las dos hablaban ¡¡hasta por los codos!!,los papas de las niñas se reian al verlas tan contentas, y habladoras.Le dieron un beso a Bronco, las habia cuidado muy bien,el papa de Gabriela, le dio su premio por haberlas cuidado tan bien.
Se fueron a dormir agotadas, la aventura de hoy habia sido muy larga, dormian felices....



Una excursion muy bonita, ¡¡y Sin sobresaltos!!,¡¡menos mal!!...
¿Pero,,, sera siempre asi?, en las proximas aventuras de estas valientes niñas, lo sabremos...
Gracias por leer las aventuras de Aurora y Gabriela. Un besito de hadas!!


1 comentario:

gabriel dijo...

A decir verdad nadie se animo a perturbar el paseo con semejante animal cuidándolas!!
Que bueno es tener un amigo que te cuide, sobre todo si es inmenso!!!